Denuncian censura a Bart Simpson

Marina Huerta, quien da voz al travieso niño amarillo, dice que no le dan libertad para adaptar bromas al personaje

Julio Alejandro Quijano
El Universal
Viernes 29 de julio de 2005
Espectáculos, página 2

Después de siete años, Marina Huerta se reencontró con Bart Simpson. Lo vio distinto, además ella es otra Marina y, por si fuera poco, la empresa de doblaje también es otra. El resultado ha sido un trabajo en el que Marina se ha sentido “coartada” en su libertad para introducir algunos chascarrillos que le han prohibido.

Huerta dio voz a Bart Simpson de la temporada uno a la 10. La empresa le quitó el personaje cuando exigió mejores condiciones laborales. Claudia Mota la relevó durante cinco temporadas hasta que otra vez los actores exigieron mejoras salariales y se fueron a la huelga.

La huelga se perdió, se contrataron nuevas voces, entre ellas a Marina Huerta para que hiciera la voz de Bart e incluso dirigiera al resto de su nuevos compañeros.

Pero el reencuentro no ha sido miel sobre hojuelas. Por ejemplo, estaba un día Marina doblando un capítulo en el que Bart se convierte al catolicismo cuando se le ocurrió que el niño Simpson saludara a un sacerdote así: “¡Qué onda padre Amaro!”.

“¡No, no, no, quita eso!”, le dijeron a Marina. Ella explica: “Antes tenía absoluta libertad, ahora me ha costado trabajo porque no me dejan”.

La actriz ha tenido que lidiar con algunos fans de Los Simpson , reconocidos por su dureza: “Me dicen: “Es que ya no se oye igual”.

Pero lo que más le molesta son las prohibiciones. “Llevo 20 años haciendo esto, sé lo que puedo decir y lo que no, me molesta que te estén coartando, soy muy visceral a la hora de trabajar, entonces me enojo y ya no invento nada. Luego digo, ¡chin!, hubiera dicho esto, pero bueno, es otra empresa, es otro Bart, yo soy otra”.

Tomado de http://www2.eluniversal.com.mx/pls/impreso/version_imprimir?id_nota=63543&tabla=ESPECTACULOS_H

About vicm3

Genio de medio tiempo, sociólogo por formación, linuxero por convicción, el loco tras la idea de seguir con infraestructura en vez de usar la web2.0, dejo de jugar consolas cuando salio SF2 para SNES, declara que le encanta el diseño de las Mac, pero el costo ni cercanamente, censor vitalicio de lo que se dice en la cobacha

Comments

comments