Los huevos vienen por más

Se anuncia la segunda parte, ¿quiere más o le guiso un huevo, compa?

09/01/2007
Notimex.-Buenos Aires, Argentina.- Los realizadores de la cinta “Una película de huevos”, los mexicanos Rodolfo y Gabriel Riva Palacio Alatriste, estrenarán la segunda parte de esa producción en 2009, informó hoy el diario argentino La Nación.

En entrevista con el periódico, los hermanos Riva Palacio Alatriste señalaron que “se viene la segunda parte (de ‘Una película de huevos’) para 2009; trabajamos en el guión. Y estamos haciendo una obra de teatro para estrenar en septiembre” próximo.

Detalló respecto a este último proyecto que “son peluches-huevos que se relacionan con humanos. Esperamos que sea un éxito”.

La cinta de animación mexicana, que se estrenará el próximo jueves en los cines argentinos, tuvo un costo de 1.6 millones de dólares y surgió tras el éxito de las animaciones de huevos que colocaron en una página en Internet hace más de cinco años.

Gabriel recordó que “no eran huevos al principio, sino personajes bien mexicanos, como mariachis y bigotones. Pero buscando elementos típicos para agregar llegamos a las comidas, con sus huevos rancheros, huevos ahogados, huevos endiablados”.

Precisó que el sitio web recibió tres millones de visitas en sus primeros cuatro meses, tras lo cual decidieron hacer la película que se estrenó en 2006 en México y se convirtió en el largometraje de animación mexicano más taquillero de ese país.

Rodolfo añadió que “nosotros logramos colarnos con una animación al estilo Disney y eso fue fundamental. El dicho, en relación con México, que dice `tan lejos de Dios, tan cerca de Estados Unidos”, se aplica también al cine”.

“Tenemos a Hollywood a la vuelta de la esquina y la influencia es tal que los mexicanos han visto siempre la animación que llega de allá, de un nivel impresionante y un gran presupuesto”, comentó.

Precisó que “cuando presentas algo que no tiene esos estándares ni la estructura cinematográfica de Hollywood, la gente no va. Si bien nuestra película es muy mexicana, su estructura es hollywoodense. Las otras no habían tenido eso en cuenta”.

El realizador agregó que “nosotros tenemos una película sobre la búsqueda de un sueño, con una estructura hollywoodense. Pero el estilo y el cuerpo son muy mexicanos y personales, con el humor de mi hermano y el mío”.