Autor Tema: Electronic Frontier Foundation (EFF) demanda a Sony BMG  (Leído 2660 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado vicm3

  • Administrador
  • Wizard
  • *
  • Mensajes: 789
    • http://anime-project.org
Electronic Frontier Foundation (EFF) demanda a Sony BMG
« en: Noviembre 27, 2005, 12:36:08 pm »
No les bastará con quitarlos del mercado.
EFF, entidad defensora de los derechos digitales y privacidad online del usuario común, ha presentado una querella contra la corporación Sony BMG por su controvertido programa espía. Por su parte, el Estado de Texas en los EE.UU. ha demandado al gigante del entretenimiento, acusándole de violar la ley anti-spyware que rige en el territorio, al distribuir este software en 52 títulos de la compañía.

En la demanda encarada por el estado norteamericano, se piden penas civiles de hasta 100.000 dólares por cada una de las violaciones cometidas contra la Ley, además de los honorarios de los abogados y los costes de la investigación.

Electronic Frontier Foundation a su vez, ha contratado a dos prestigiosos abogados con el fin de llevar a Sony BMG a los tribunales. La demanda se basa en el controvertido sistema anticopia de Sony, que usa procedimientos de spyware para impedir la copia de sus CD de música.

EFF desea establecer judicialmente que el sistema anticopia de Sony es ilegal. Adicionalmente, y en nombre de ”todos los usuarios afectados”, exige al sello discográfico el pago de una indemnización de monto aún desconocido.

Sony BMG ha intentado corregir la situación retirando del mercado los CD con protección rootkit y ofreciendo, a quienes ya los hayan adquirido, cambiarlo por CDs ”limpios” y versiones MP3 de la música.

El problema de imagen de Sony se vio aún más agravado cuando un hacker noruego acusó a la compañía de haberse apropiado de código fuente escrito por él, además de otro código con licencia de software libre, para incorporarlo en su rootkit.

El renombrado hacker Jon Lech Johansen asegura que Sony robó parte del código que él mismo escribió en su momento para vulnerar sistemas de protección anticopia.

En su blog “So Sue Me” (Demándeme Entonces), Jon Johansen dice haber sido notificado de que el sello discográfico Sony BMG incorporó, sin su autorización, porciones de código escrito por él mismo para permitir a las personas escuchar música de iTunes, en dispositivos y programas que no fueran los de Apple. De igual modo, Sony BMG habría infringido los derechos de propiedad intelectual de otros proyectos de código abierto.

Vulneración de licencia GPL

El robo en cuestión habría sido documentado por el finlandés Matti Nikki, quien asegura que Sony habría violado además la licencia GNU Lesser General Public License (LGPL). Este tipo de licencia está basado en el denominado “copyleft” (en oposición a “copyright”). Esto implica que cualquier usuario interesado puede usar y modificar el software, bajo la condición de que los cambios sean puestos a disposición de toda la comunidad de código abierto.

Según las fuentes de Jon Johansen, Sony ignoró totalmente las disposiciones de LGPL. La compañía sencillamente incorporó el código abierto en el desarrollo de su controvertida solución “rootkit”, ignorando las disposiciones de la licencia LGPL.

Inicialmente, Sony BMG intentó restar importancia al problema del rootkit. Posteriormente suspendió toda la producción de los CD con el programa espía. El 17 de noviembre, trascendió que la compañía retirará de circulación todos los discos producidos con esta forma de protección anticopia.

Jon Johansen está acostumbrado a ser la parte demandada. Ahora se le presenta una oportunidad formidable de presentar él mismo una demanda, en este caso contra un gigante discográfico. Sin embargo, por ahora parece improbable que opte por recurrir a la justicia para perseguir a una compañía que ya se encuentra en una posición muy vulnerable.

En las últimas horas también ha sido revelado que el programa rootkit de Sony también “tomó prestadas” porciones del codificador MP3 LAME. También este código está disponible con licencia GPL, sin que Sony haya informado al respecto, según era su obligación desde el momento que decidió usar el código. (Agencia IN / diarioti - 23/11/05)


Dark and difficult times lie ahead... soon we must all face the choice, between what is right and what is easy. A.D.