Mostrar Mensajes

Esta sección te permite ver todos los posts escritos por este usuario. Ten en cuenta que sólo puedes ver los posts escritos en zonas a las que tienes acceso en este momento.


Mensajes - whitewolf

Páginas: [1] 2 3 ... 27
1
TV / Re: Cancelan Heroes, FlashForward y Ley y el orden
« en: Mayo 31, 2010, 06:23:58 pm »
Es una lástima, pero diablos, dos décadas? Impresionante. 


BTW: Saludos...

2
Anime / Re: Tus 10 canciones favoritas de anime...
« en: Julio 11, 2006, 02:14:09 pm »
yo no puedo decir que tenga una lista....  :-(

solo me gusto el oppening de wolf´s rain: Stray...  :-D

3
El diván / Re: Adicción al sexo
« en: Julio 07, 2006, 12:48:48 pm »
vaya... en verdad muy interesante

esto sin duda demuestra, que incluso aquello que puede darnos satisfaccion momentanea, nos deja un sentimiento de culpa terrible, una adiccion puede estar en cualquier cosa, incluso en el ejercicio o hasta en un exceso de dieta saludable, jeje, el chiste esta en saber disfrutar de todo un poco, despues de todo, esa leyenda debajo de los comerciales de alcohol no esta equivocada.... "nada con exceso, todo con medida"...

4
La hoja / Re: "Devocion..."
« en: Junio 30, 2006, 11:58:47 pm »
El sollozo de Sigfried pronto se convirtió en llanto, por ello escondería la cara entre sus brazos mientras apoyaba estos sobre las rodillas y permanecía oculto y aparragado para que el intruso no invadiera su espacio, el caballero se percato de ello y se detendría a una distancia aproximada de tres metros, luego bajaría la mirada como si buscara algo que hubiese extraviado en el crecido pasto.

-   Oh! Perdona, no me fije que había alguien más aquí, ando buscando un medallón e imagino que me encontraba por aquí antes de extraviarlo, tal vez tú podrías notificarme si has tenido oportunidad de verlo, es un medallón plateado con un rubí verde al centro… -

El joven Sigfried trato de controlarse y de responder de manera lo suficientemente tajante como para que el individuo se alejara de ahí lo más pronto posible.

-   No, ahora váyase… -
 
-   Vaya, es una lastima, representaba la promesa de una reina, pero al igual que con todo lo demás, no debemos apegarnos demasiado a las cosas o si…?

El pequeño Sigfried enjuago sus ojos y aspiro por la nariz para que tratar de limpiarla y poder hablar con más claridad, también había dejado de llorar pero ahora sus ojos se encontraban enrojecidos por las lagrimas, el caballero pudo notar que obtuvo la atención del pequeño y motivo por el cual lanzó el comentario, ahora se encontraba a la expectativa de lo que el joven pudiera contestar mientras disimulaba admirar las copas de los árboles y la forma de algunas nubes que surcaban los cielos, sin embargo Sigfried no dijo nada, para sorpresa del caballero y fue cuando pensó en que tal vez no había dado en el punto correcto después de todo.

-   Tremenda fiesta la que se desato anoche, no puedo hacer más que suponer o imaginarlo ya que de cualquier forma estaba prácticamente inconciente, me sorprende encontrar a alguien despierto además de mi y un viejo herrero…
 
Todo lo que el caballero manifestaba era ignorado pero sin embargo estaba presente el indicio de que al joven Sigfried ya no parecía incomodarle la presencia del viajero, lo que subconscientemente demostró al descubrir el rostro para admirar el caudal del arroyo mientras ahora postraba la barbilla sobre los antebrazos cruzados, el caballero entonces acortaría la distancia entre ellos.

-   Hablando del herrero, gracias a él pude enterarme de la gran tradición que guarda este pueblo y es en verdad fascinante, no cabe la menor duda por ningún lado del por qué de la gran fiesta que se prepara para ellos y que sin embargo resulta ser tan poco en honor a la labor de tan entregados hombres por sus familias y por el pueblo… -

Este ultimo comentario en particular resulto en una gran inquietud al animo del pequeño, ahora de rostro enfurecido y quien con toda soltura respondería amenazadoramente al sujeto que al parecer no sabía en lo mas mínimo de lo que estaba hablando.

-   Usted no sabe de lo que habla! Ellos no se preocupan por el pueblo! Y mucho menos por sus familias o sus hijos! Usted es un ignorante! –

El viajero no sintió conmoción por la explosión repentina del muchacho que hacía unos instantes no podía contener el llanto, pero comprendía perfectamente que lo que había dicho logro tocar un punto débil en la mente del joven, el caballero supo entonces que con lo dicho anteriormente logro deducir una gran pista sobre la pesadumbre de Sigfried, por lo mismo debía de ser más cuidadoso y no empeorar la situación en la que se encontraba ahora, que era la de agitador, ahora entraba en juego una armonía invisible entre la mente y la vista para determinar cualquier otro indicio que diera la pauta para el siguiente comentario, entonces pudo notarlo, un brazalete en la muñeca izquierda, por las incrustaciones de acero, los detalles grabados en cuero e incluso, el mismo cuero, estaba claro que no era un objeto que fuera uno de los productos de esta clase de pueblo, el más cercano en donde se podrían conseguir tales artículos se encontraba a más de 60 noches de distancia, lo mas importante era que el accesorio no presentaba desgaste por uso ya que las fibras internas del cuero aun eran blancuzcas, por lo cual la primera deducción era que aquel brazalete era un regalo reciente y la segunda que no podía ser inherente a la primera, era que sin duda el padre del joven era uno de los viajantes.

-   Disculpa, en verdad que no sabía lo que estaba diciendo hace un momento, solo trataba de distraerme de una gran perdida, veras, ese medallón no solamente fue el regalo de una reina, sino que aquel había pertenecido a mi padre quien falleciera en el campo miles de millas lejos de donde mi madre estaba dando a mi alumbramiento… -

No todo lo que dijo fue mentira, por supuesto, el medallón nunca existió, pero la remembranza del pasado de sus padres de igual forma puso al caballero en una situación delicada, todo con tal de congeniar con el pequeño que ahora se encontraba a solo unos pasos de él. Sigfried por su parte logro comprender el mensaje entre líneas y poco a poco comenzaría su propia historia para compartirla con el viajero, aun sin saber el por qué de hacerlo realmente.

-   Y como es que no estas triste por perder algo tan importante? Debiste extrañarlo todo el tiempo…
 
-   Y así fue, pero siempre vivió en mis pensamientos y en el cariño de la gente que logro convivir con él mientras estuviera con vida.

Sigfried ahora coloco la palma derecha sobre el brazalete de cuero, la ultima prueba que confirmaba la razón de la molestia del joven para el caballero, quien ahora opto por sentarse cómodamente sobre del crecido pasto y con la misma mirada distraída que el pequeño sigfried, se dispondría a contemplar el hipnótico cause del arroyo.

-   Creo que… sabes a que me refiero…
 
-   Si mi papá me quisiera en verdad, no diría mentiras…

-   A veces uno no ve más haya de los motivos de las personas para tener que decirlas, pero de igual forma hacen daño al no ser sinceras.

-   Papá dijo que ya no haría mas viajes, ya esta cansado, lo puedo ver en cada ocasión, ya no juega conmigo ya casi no platica con mamá y creo que ya no nos quiere…

El caballero recordó entonces uno de tantos comentarios del viejo herrero, “este pueblo estaría perdido, sino fuera por el grupo de viajeros y de su líder, Arthur”, era muy pronto para sacar nuevas conclusiones, el caballero ya sabía que se trataba de uno de los viajeros, sin embargo solo podía sospechar de la relación de Arthur con el pequeño, puesto que aun no conocía su nombre, pero que el viejo herrero de igual forma le haría recordar, “Ese Arthur es un buen hombre y dios lo bendijo con un hijo que sin duda, seguirá los pasos de él en un futuro cercano, si, todos esperan eso del pequeño Sig…”, ahora solo quedaba basar esas sospechas en algo verdadero de tal forma que el caballero se presentaría ante el joven.

-   Que se encuentre cansado y sea un hombre de pocas palabras no quiere decir que él ya no los quiera a ti y a tu mamá por igual, solo que creo, que con estos viajes les demuestra que más importante que lo que a él pudiera pasarle, primero quiere estar seguro de que les dejara un futuro seguro en donde ambos podrán vivir tranquilos y eso ahora es lo que le da fuerzas para continuar con esos viajes, ya que no le importa nada más que ver a sus seres queridos sin ninguna posible preocupación, que acaso eso no es suficiente sacrificio? Yo diría que si, lo es, pero que no lo cambiara por nada ya que esa es la forma en que ha decidió luchar por aquello que ama… sin embargo, eso es únicamente lo que yo creo, mi nombre es Drake…

El joven se levanto de su lugar y enjuago las lágrimas, ahora ya no se percibía ningún dejo de enojo o tristeza en sus ojos y por el contrario ahora sonreía, aunque disimuladamente, miro al viajero que aun guardaba la calma y ahora formaba una viera con la palma de su mano para poder distinguir el rostro del pequeño ya que la luz del sol pegaba en su espalda y se reflectaba a los costados. El pequeño estiro la mano y saludo al caballero.

-   Mi nombre es Sigfried, pero todos me dicen Sig., si me disculpa, tengo que ir a ver a mi papá, prometí ayudarle a cotar leña para el invierno –

El caballero no declino la oferta, se puso de pie de inmediato y estrecharía la mano del joven, quien sin duda, maduraba más rápido que lo que sus travesuras en meterlo en problemas.

-   Bueno Sig, siempre es un gusto tener a alguien con quien conversar, supongo que nos estaremos viendo por unos cuantos días, ya que tendré que ofrecerle mis servicios al dueño de la mesón, ya que no tengo como pagarle por todo lo que ha hecho por mi, pero que eso ultimo quede en secreto si? –
 
Sigfried soltó una carcajada y soltó al viajero, enjuagaría por una ocasión más sus ojos y limpiaría los remanentes en la nariz, se despidió y correría tan rápido como sus pies se lo permitieron, a lo lejos en una colina estaba la choza de Sig. a las afueras se encontraba su madre, quien presencio todo lo ocurrido y aun sin saber lo que ambos platicaron supo por la expresión de su hijo en el rostro que ya había llorado todo lo que tenia que llorar y se lo debía a las palabras del misterioso viajero, la agradecida madre espero a que su hijo llegara con ella para abrazarlo y los sostuvo en brazos mientras Sigfried se aferraba con fuerzas a su madre, el impulso fue tal que por un momento la mujer imagino que ambos caerían y que resultaría en un incidente chusco, pero pudo guardar la compostura y mientras abrazaba la pequeña espalda de su hijo, saludaba y agradecía profundamente al caballero a lo lejos y este de igual forma devolvería el afectuoso saludo lo mas discreto posible.

Después de unos momentos el caballero daría la media vuelta para dirigirse a la mesón en donde era su obligación ofrecer sus servicios en orden para poder pagar las atenciones con las que había sido recibido.

5
Video Juegos / Re: Kingdom hearts... Un juego con magia...
« en: Junio 30, 2006, 07:20:01 pm »
si, conozco el juego gracias a una amiga, pero no me llamo la atencion por que disney!!! esta involucrado.... sobre todo, me parecio absurda la idea de poner a un mocoso de 13 años luchando mano a mano con sephiroth... ¬¬

http://www.youtube.com/watch?v=ds8zmqTo9fs&search=kingdom%20hearts%20-%20sephiroth

y encontre un video, de KH2 sora vs sephiroth, parece que si estaba muy dificil pero no imposible jejeje falto practica demons, es todo


y este otro con cloud vs sephiroth, pero las voces y los dialogos son... ahg...

http://www.youtube.com/watch?v=6f7K_R2plQk&search=kingdom%20hearts%20-%20sephiroth

6
La hoja / Re: Como debería de ser...?
« en: Junio 30, 2006, 02:26:35 pm »
jeje pues que puedo decir, la pared si representa todo eso, por eso la golpeo con tanta fuerza, aunque realmente, referente a los nudillos...  :wink: no me habia percatado de que sentir dolor me hace sentir que sigo aqui para tratar de mejorar un poco las cosas

y respecto a como me siento ahora... jeje en verdad ya paso tan poco tiempo?? pues me siento bien, diferente al menos, nuevamente he cambiado mi perspectiva del mundo y si no es la correcta de nueva cuenta debere cambiarla a su debido momento...


7
La hoja / Sin titulo: "Tiempos mejores"
« en: Junio 28, 2006, 02:11:53 pm »
Primero que nada esto no lo encontre yo, me lo proporcionaron el día de hoy y aunque le sugeri a esa persona que lo compartiera con el foro no acepto  :-P pero me pidio de favor que yo lo hiciera

el verso no tiene nombre...


La fotografía cayó del libro que
tomó al azar. Mostraba a un
muchacho que parecía sonreírle
al mundo.
 
Era él mismo, treinta años
antes. Se sentó en el sillón
y se aplicó a mirarse.
¿Qué había quedado en él
de ese muchacho? Desde
luego no el pelo, ahora escaso
y entrecano. Tampoco,
naturalmente, la esbeltez juvenil:
los recios hombros de ayer no
anunciaban la fofa barriga de
hoy. Menos tenía ya, estaba
seguro, aquel brillo en los ojos
y aquella sonrisa luminosa.
 
Se sintió triste. Pero no por
haber perdido algo de pelo y
mucha postura. Al ver la imagen
de aquel que había sido rememoró
sus sueños de muchacho y se dio
cuenta de que hacía mucho los
había perdido.
 
Volvió a poner la fotografía en
el libro; puso luego el libro en su
lugar, y supo vagamente que algo
muy triste nos sucede cuando ya
no soñamos nuestros sueños.
 
 
Armando Fuentes Aguirre


8
Deportes / Re: a la seleccion de mexico como le ira ?
« en: Junio 26, 2006, 12:06:38 am »

Bien vista la cosa, la selección llegó hasta donde tenía que llegar y lo hizo del modo en que tenía que hacerlo, no hay deshonra, pero queda la sensación de que ya por todo (infraestructura y todo lo demás) el futbol mexicano ya no debe estar sólo para competir, sino ya para ganar...

Vendrán tiempos mejores para nuestro futbol, eso que ni qué.

RTM Mostrencxs

amen...

9
Anime / Re: Opinen sobre la historia "las mil un batallas"
« en: Junio 25, 2006, 12:10:09 am »
ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh


ya hay que terminarlaaaaaa!!!

fuzza!!! sigues por ahi??? si lees esto mejor postea algo con los que no estan dentro de la mente de demonslayer, algo para no perder el hilo de la historia, ya hay que terminarla!!!


y raven... me gusto tu posteo :-D

10
La hoja / Re: "Devocion..."
« en: Junio 24, 2006, 02:03:41 pm »
No rebasaban las siete de la mañana del nuevo día, en las calles formadas de roca sólida, aun permanecían los arreglos sobre los pórticos y las orillas de los tejados, los juegos improvisados aun armados y asegurados al suelo por estacas sobre tierra mojada y algo de pasto que crecía cómodamente, en otras partes algunas mantas habían caído al suelo y sobre este de igual forma se encontraba todo tipo de fruta o golosinas improvisadas y a todo lo envolvía el roció de la mañana.

Debido a la tradición de los festejos de bienvenida, también fue adoptada la costumbre de no despertar sino hasta después del medio día en el siguiente día, después de todo, salvo por la celebración del año nuevo, este pueblo no aceptaba otra fecha para alejarse de sus deberes y la verdad era que tampoco eran mal agradecidos por unas cuantas horas adicionales de merecido descanso.

El viajero que se encontraba en la posada por fin había despertado, al momento de colocarse sus prendas pudo notar que estas habían sido lavadas, después de eso deambulo por el edificio sin encontrar un alma, al menos una que estuviera despierta, un agudo dolor de cabeza se hizo presente a los pocos minutos después de haberse enjuagado la cara, ahora se distinguía a un hombre de poco más de 35 años, con un metro ochenta de estatura y complexión delgada y atlética, de cabello ondulado y dorado, con una barba sombreada en el rostro y la mirada de alguien que siempre esta pensando en algo, sus ojos eran verdes, todos sus rasgos denotaban que provenía de alguna tierra invernal.

Después de haber recorrido toda las habitaciones, no quiso molestar a sus anfitriones para conseguir algo de comer, una vez fuera del recinto comenzó a vagar por los lugares ajeno a todo el desorden que se encontraba a su paso, otras veces bostezaba y se llevaba las manos para refregarse los ojos y justo como dentro de la posada, no había nadie con quien pudiese hablar y el estomago ya comenzaba a quejarse acompañado del malestar en las sienes que aun estaba presente, momentos después el viajero advirtió un leve sonido no muy lejos de donde se encontraba, un sonido que le resultaba muy familiar, era el sonido del metal chocando con metal.

El viajero llego entonces a donde el herrero, quien a pesar de las circunstancias, aun permanecía despierto terminando sus labores, generalmente los herreros son los mas dedicados a su trabajo, artistas del acero y genios para desarrollar armas, gente entregada en cuerpo y espíritu a un trabajo muy difícil y poco remunerado, pero todos los que pertenecen a esta practica, sin excepción, creían que su trabajo era de los pocos que dignificaba tanto al practicante como al mismo oficio, algo que se hace presente cada vez que se escucha al metal rebotando al rojo vivo y siendo moldeado por un pesado martillo.

-   Muy buen trabajo si me permite decir… -
 
-   Preferiría los buenos días, aunque, si he de serle sincero, preferiría que continuara durmiendo y me permitiera trabajar en paz –

-   Temo que no podré complacerlo, mi estomago y mi cabeza me indican que ya he dormido lo suficiente… -

-   Busca comida? Ha venido al sitio equivocado señor, yo le aconsejaría que despertará al holgazán del tabernero y las cocineras de la mesón para que le resuelvan al menos uno de sus problemas. –

-   No soy de los que llevan la contraria con los demás,  humilde señor, pero, tampoco pude hacer eso… -

-   Y a mi no me gusta ser distraído de mis labores –

-   Le pido disculpas, tan solo dígame, mi espada fue traída aquí sino me equivoco al igual que mi armadura, no pudo haber sido de otra forma cierto? –

-   Así es, pero ya ambas han sido fundidas dado lo irreparable de su estado –

-   Ya veo, en ese caso supongo que no podré cazar algo para comer en los bosques cercanos… -

-   No se fije en eso, ahí a mis espaldas, hay una caña y el arroyo esta a unos cinco minutos –

-   Entiendo y se lo agradezco mucho buen hombre, prometo devolvérsela en cuanto haya terminado de desayunar… -

-   Por favor, tómese su tiempo, por cierto, no escuche su nombre –

-   Llámeme… Drake… -

-   Que tenga un buen día sir Drake y respecto a su espada, debe saber que no fue una decisión fácil de tomar, de haber podido hacer algo por ella no lo hubiera dudado, pero me producía mayor tristeza verla en ese estado así que la regrese a su forma original, esa espada tenia el sello real y por la manufactura y los detalles debió serle otorgada después de una gran hazaña –

-   Es un hombre muy atento a los detalles, por ahora me limitare a dejarlo con su trabajo… -

-   Eso es algo que le aceptare con gusto –

Sin decir más entre ellos, el viajero tomo la caña y dispuso sus pasos camino hacia el arroyo con la caña de pescar en hombros, el arroyo se encontraba en calma, el agua era cristalina y gracias a esto los peces eran fácilmente distinguibles por debajo del manto acuático, el viajero los miro por un momento y pensó – nadar contra corriente, una gran hazaña… - el viajero encontró una roca próxima al arroyo y recargo la espalda y obtener una posición más relajada, al extremo final del cordel colgaba el pequeño anzuelo, el viajero se quedo pensativo y nuevamente tomaría la palabra para con los peces.

-   No me deshonrare utilizando artimañas con tan nobles criaturas, que desde que nacen luchan contra fuerzas mas grandes que aquellas con las que son bendecidas, de tal modo que atraerlos con hipocresía seria una total falta de respeto, sin embargo, aquel que sea humilde de corazón para entregar su vida por un desconocido que se acerque y que lo haga por una causa por la que no deberán dudar que será agradecida eternamente, tan solo necesitare a dos de ustedes, el primero es para un viejo herrero que trabaja sin descanso tal y como ustedes lo hacen ahora, por lo que les pido que sean indulgentes, el segundo es para un servidor, aquel que se ofrezca me otorgara la dicha de vivir un poco más con lo cual podré esperar el día en que con la misma entrega yo pueda ofrecer mi vida por la de alguien más… - 

Con toda calma el viajero se encorvo y cruzo las rodillas para descansar la espalda, entrelazo con ambas manos el mango de la caña y cerro los ojos mientras dejaba que la brisa golpeara su rostro. Una hora después cayo el primero, de unos diez kilogramos, con escamas plateadas semejantes al acero y vivaracho como el fuego, presentaría al menos otros veinte minutos adicionales de ardua resistencia antes de entregarse finalmente.

-   Una pelea digna, no esperaba menos de ustedes, un gran sacrificio que respetare y honrare de la misma forma… -

Una segunda hora se completaría antes de que el segundo mordiera el anzuelo, este era un poco más pequeño, de unos ocho kilogramos y color carmesí con líneas amarillas a los costados, pero curiosamente presentaría mas resistencia que el primero puesto que era más rápido y escurridizo y no se rendiría hasta que sus fuerzas por fin colapsaron en un gran salto por sobre la superficie que el viajero utilizo a su ventaja para atraerlo a la orilla.
 
-   Un artista en vida mí querido amigo, gracias por dar tu vida a cambio de extender un poco más la mía y que en comparación es minima a la tuya… -

Tomando a ambos peces por la boca y la caña de nueva cuenta al hombro, el viajero regresaría con el viejo herrero, ahora la mañana estaba cercana a las nueve de la mañana y con forme se acercaba más y más se percibía el sonido del martillo chocando con los metales, llegando por fin a la entrada del taller, el viajero entregaría la caña y el pescado plateado al herrero, este ultimo se apartaría de su ensimismamiento y aceptaría el presente con toda calma y humilde gratitud.

-   Vaya, sin duda no esperaba esto de usted, me dispondré a tomar un descanso entonces y como diría mi difunto padre, “el fuego no solo sirve para moldear metal”… -
 
-   Hombre sabio, palabras sabias mi buen amigo… -

La siguiente hora transcurrió en calma, el herrero demostró que sus corpulentas manos también podían brindar una sazón envidiable a los pescados antes de ser degustados, ambos hombres comerían en silencio, cada uno sin despegar la vista de sus alimentos, al final el viejo descubriría una empolvada barrica detrás de algunas herramientas, armazones y maderas viejas.

-   No proviene precisamente de un viñedo real, pero le aseguro que fue procesado y cuidado con la misma atención y calidad, me acompaña? –
 
-   Mientras más sencillo mejor y francamente cualquier vino sobreviene muy bien después de una buena comida… -

Los dos nuevos amigos ahora bebían con calma en dos copas de madera y no se apresuraron en terminarse el contenido de la botella, con cada copa la acompañaba una historia, un relato o alguna travesía lejana, se tocaron temas de toda índole, desde el mas complejo hasta el más inverosímil, también se platico sobre la fiesta de bienvenida y del por qué nadie estaba despierto, por otra parte no se platico sobre vidas pasadas debido a que ninguno daba la pauta para ello y ambos comprendieron ,que hacerlo resultaría incomodo en la situación, después de tan amena charla, el vino por fin sería consumido.

-   Esa cosecha tenia los años que me cargo ahora, yo mismo le procese con ayuda de mi padre… -
 
-   Y que buena cosecha fue, pero, temo que ya debo retirarme, fue un crimen haberlo alejado de su trabajo por tanto tiempo… -

-   Bien dicho y ya viene siendo hora de que regrese al mismo –

-   Entonces lo dejo, disculpe, tampoco escuche su nombre… -

-   Puede llamarme Rob –

-   Fue un honor… -

El caballero dejo la herrería y a los pocos pasos el sonido del acero comenzó a sonar de nuevo, tan estridente y rígido como al principio, por ahora el hambre estaba saciada gracias al almuerzo y el dolor de cabeza disipado gracias al vino y sus propiedades milagrosas, después de ello se percato de que necesitaba un ligero aseo y prefirió regresar al arroyo en lugar de la hostería, dado el calor que ya se sentía y la posición del sol y la sombra que formaba en los objetos, el viajero pudo estimar que ya se habían alcanzado las once del día.

Una vez ahí se despojo de la camisa y se arrodillo a unos centímetros de la orilla para poder lavarse muy bien la cara y el cabello, así también para refrescarse el dorso y la espalda, mientras esperaba a que el sol le secara instintivamente giraría la vista hacia su derecha, a unos 30 metros de él se encontraba el pequeño Sigfried quien sollozaba en silencio mientras lanzaba guijarros al agua, algo lo mantenía inmerso en sus pensamientos de tal forma que no se había percatado de que el caballero se acercó a él con paso lento.

El joven Sigfried no demostró molestia alguna por la intromisión del viajero en tal momento, simplemente trataba de ignorarlo lanzando con mayor fuerza las rocas con base lisa de modo que rebotaran sobre la superficie.





11
Deportes / Re: México-Argentina ¿se vale soñar?
« en: Junio 23, 2006, 07:40:55 pm »
respondo a la pregunta de este topic...

sip, se vale soñar...  :wink:

12
La hoja / Re: EL MONSTRUO EN EL ROPERO
« en: Junio 23, 2006, 06:48:05 pm »
si zak porfis...


ehm... que acabo de escribir?

como sea, muy buena zak...  8-)

13
La hoja / Como debería de ser...?
« en: Junio 22, 2006, 01:41:20 pm »
Maldición...

Nuevamente quiero golpear paredes, las pequeñas fracturas en los nudillos soldaron a tiempo y mi peor enemigo, una pared de concreto de 2 mts de altura me espera para una nueva contienda.

Lanzo el primero, naturalmente las fuerza proyectada es media, el primer golpe siempre fue un saludo respetuoso entre ambos. Ella como siempre me saluda con una ligera molestia, pero, ya es completamente soportable.

Lanzo el segundo, ahora es mas fuerte, el sonido me indica que esta vez si me di a notar, pero la pintura intacta que recubre a mi enemigo me indica todo lo contrario, el dolor llega de inmediato y me doy la media vuelta para esconder de ella mi dolor y mi verguenza, pero regreso sin perder tiempo y...

... lanzo el tercero, el dolor esta presente, pero descubri que el mismo dolor puede entumir los nervios de la mano y así lograr golpear incluso más y más fuerte.

El cuarto, el quinto, el sexto, el septimo, el octavo... el vigesimo... he superado mi propia marca personal y me preparo mentalmente para los proximos dos días con un dolor en la mano que no me permitira siquiera levantar un cubierto. Pero, sin importar cuantos golpes ahora pueda dar, con cuanta fuerza e indiferencia hacia el sufrimiento fisico, la pared aun sigue venciendome, simplemente no se mueve.

Pero de igual forma, esta vez no me enojo tanto perder y como la última vez, ella me ofrece apoyo y descanso, entonces me recargo en ella y descanso los brazos sobre las rodillas mientras miro al cielo y como si fuera el mas molesto de los reporteros, mi mente comienza a hacer preguntas, las mismas de siempre e incluso, algunas nuevas y mas complicadas de responder.

- ¿Quien soy...?

- ¿Qué es lo que en verdad quiero...?

- ¿Qué puedo esperar de mí...?

- ¿Qué es lo que puedo esperar del futuro...?

La respuesta es la misma: No lo se... y por alguna extraña razon, no me importa.

- ¿Acaso quiero dejarme morir...?

Definitivamente no, admito que ha habido algo ahi afuera que me mantiene a la expectativa del siguiente día, no puedo hacer nada mas que esperar a que ese día llegue.

- ¿Que es lo que siento ahora...?

Hmmp... siempre es muy pronto para hablar y presumir de cosas que nos dan alegria, es natural en nosotros compartir esa alegria con los demas, de esa manera nos retro alimentamos de lo que estamos experimentando y ese sentimiento crece a prisa. Pero no es lo que yo quiero, no me importaría mucho callar todo ahora y esperar, tampoco me importaría mucho que despues de la espera, esta haya sido en vano.

- ¿Por qué entonces respetar aquello que representa esa idea...?

Esa es la parte que desconozco...

- ¿En verdad valdría la pena hacer caso omiso de esa idea y aprovechar este momento para utilizar todo ese potencial ahora y no despues...?

Potencial... "mí" potencial, je... usarlo o no usarlo... que "dramatico".... se siente extraño, saber que cuentas con una capacidad de convertirte facilmente en todo aquello a lo que siempre has ignorado, que acaso no la misma religion nos pide que seamos nosotros mismos? y tambien lo admito, han existido dias y noches en los que me pregunto, que tal y si...?, pregunta que sale a la superficie despues de ser testigo de lo que una pequeña muestra de ese potencial pudo lograr...

Pero entonces me doy cuenta de que mi forma de ser funciona como una especie de supresor, un impedimento impuesto por mi mismo a traves de los años desde que tengo memoria y desde que tengo memoria, este ha sido mi debate interno.

- ¿Qué busco entonces...?

Dignidad...

- ¿La solución...?

Guardar silencio, ser discreto el tiempo que sea necesario, con la condicion impuesta a mi mismo, de que sere honesto siempre con lo que el destino me ponga en frente.

- ¿Herire a las personas...?

Tal vez... siempre termino haciendolo, pero nunca fue a proposito, simplemente, aun me falta mucho por aprender...

Por ahora, dejare de pensar en mas respuestas, arreglare algunas cosas en casa, algunas otras personales, otras laborales, que mas da, es una vida comun y corriente despues de todo, la vida es simple, hay que ser simples en mente y caracter entonces. Lo único que no puede serlo, es el espíritu...








14
La hoja / Re: MI DIARIO
« en: Junio 22, 2006, 12:59:50 pm »
OFF TOPIC

Bien, ya le comente a kamui parte de lo que tengo planeado, pienso dejar el diario por tiempo indefinido...
antes resultaba mas facil escribir, javier, el 1er javier, tenia algo de mi, unicamente transformaba las vivencias lo suficiente como para poder escribir sobre ellas  :lol: ahora que se ha convertido en novela, es mas dificil escribir sobre cosas que supuestamente eran reales en mi subconciente ó escribir sobre cosas que nunca podran ser posibles, todo lo convierte en un tipo de ficcion comun y corriente y no en una ficcion con ciertas raices asidas a la realidad... así que me dare un tiempo para... no se, tal ves... tener algunas vivencias...

sin mas que decir, nos vemos en un tiempo.  :wink:

15
La hoja / Re: La mansión...
« en: Junio 17, 2006, 11:39:59 am »
ahhhg.... este relato esta cabron.... imaginarse... ahhhg... no me hagas caso demons, tu sigue escribiendo, tenemos que saber que ocurrio con todos los demas

Páginas: [1] 2 3 ... 27