Tsubasa Chronicle y Holic: La película.

Yue writes, “Vengo llegando de verlas (las 2 se exhiben al mismo tiempo), y déjenme decirles que ni Saint Seiya Tenkai Hen, ni Inu Yasha película 4 me decepcionaron tanto como la película de Tsubasa. Aquí los detalles.

Entré esperando más de Tsubasa y menos de Holic, ya que ésta última no la leo, y salí exactamente al revés. Primero se exhibe la película de Tsubasa, y déjenme decirles que realmente es una pérdida de tiempo: Mala, sin historia, pocas peleas, realmente nada del otro mundo. Es un como un capítulo de TV, nada más que unos 10 minutos más largo, pero de verdad que solamente los fans que tienen tatuado “CLAMP” en alguna parte del cuerpo podrán decir que medio les gustó la película: Nunca te enteras por qué el malo es malo ni cuál es la razón por la que quiere que la oscuridad cubra para siempre al país en cuestión. No, no, no… De plano, muy mala, sin argumentos. Es más: No vale la pena ni siquiera bajarla por internet cuando esté disponible, de verdad.

Esperaba al menos algo más creativo. Siendo Tsubasa una mezcla de universos, esperaba ver por ahí a gente importante haciendo papeles secundarios, pero nada. Me llevé una terrible decepción.

Pero Holic es otra cosa. Ni parece que las historias de Tsubasa y Holic sean de las mismas autoras. La película de Holic es más larga, con trama, desarrollo y desenlace, y es mucho más entretenida. Con decirles que me estaba quedando dormido cuando terminó Tsubasa, y entre que sí y que no me dormía comencé a ver Holic y terminé más despierto que antes.

Y claro, no podía faltar la típica liga de los 2 mundos, por eso exhiben primero la de Tsubasa: Casi al final de ésta, Shaolan le pide a Yuko algo para abrir un “cerrojo” en el techo, y Yuko le da una llave que puede abrir cualquier cosa, y en la película de Holic, se relata cómo Yuko obtuvo esa llave.

De pilón, siempre que en Japón veo una película de anime o ciencia ficción acostumbro comprar el panfleto (ya tengo una pequeña colección), y al pedirlo, resulta que los panfletos son separados: Uno para Tsubasa y otro para Holic. Ni tardo ni perezoso seleccioné el segundo. Eso sí: Mercancía de las 2 películas hay para aventar para arriba: Lo de Tsubasa es más colorido, más llamativo, mientras que lo de Holic es un estilo más místico, más dark.

Definitivamente NADA recomendable la película de Tsubasa, pero la de Holic SÍ vale la pena.

“Prestarán” su voz a Disney

Juan Manuel Bernal y Cecilia Suárez prestarán su voz en español a los personajes del puerquito Runt of the Litter y la pata Abby Mallard en la película infantil de animación Chicken Little.

23 de agosto de 2005

Cecilia Suaréz hablará por Abby Mallard y Juan Manuel Bernal por Runt, personajes de la película Chicken Little.

NOTIMEX

México, DF.- Los actores mexicanos Cecilia Suárez y Juan Manuel Bernal harán su debut en el doblaje cinematográfico el próximo cuatro de noviembre, cuando se estrené en el ámbito mundial la película infantil de animación Chicken Little que dirigió Mark Dindal para la empresa Walt Disney Pictures.

Suárez y Bernal prestarán su voz en español a los personajes de la pata Abby Mallard y al puerquito Runt of the Litter en la oferta fílmica en tercera dimensión (3D), que hace unas semanas presentó en Estados Unidos su videojuego.

Precisaron que del filme se hará una versión “mexicanizada” y otra “normal” que se distribuirá para toda América Latina.

“Seguimos trabajando en algunas escenas, falta ajustar algunas canciones y todavía no me la creo. Siempre quise hacer algo así.

“Interpreto a la patita fea que junto a otros personajes intenta salvar al mundo”, comentó Suárez.

La actriz, quien ha destacado por su trabajo en películas como Sexo, Pudor y Lágrimas (1998) y la estadounidense Spanglish (2004), entre otras, reconoció que no es fácil colocar la voz a una caricatura.

“Sobre todo, cuando mi voz debe ser fingida. Sin embargo, ha sido un proyecto muy bonito e interesante que me nutre mucho en mi carrera”, señaló.

Por su parte, Bernal resaltó que ha sido increíble la experiencia.

“Siempre soñé con hacer esto. He tenido que modificar mi voz para cumplir con los requisitos que exige Runt, pero también se hicieron algunas modulaciones y quedó fantástico. Todo ha sido muy divertido”.

Para concluir la semana que viene grabará tres canciones más que su personaje interpreta durante el desarrollo de la trama.

“Runt es un puerquito gordo; es el alma de la fiesta, el que hace reír y siempre está de buen humor contando chistes”, subrayó.

Según la sinopsis de las notas de producción, la historia gira en torno a un pollito que siembra el pánico al confundir una bellota que cae de un árbol con un trozo de cielo.

En el doblaje en español intervienen también el cantante Kalimba y Xavier López “Chabelo”, mientras que el reparto en inglés está conformado por Zach Braff, Garry Marshall, Joan Cusack, Steve Zahn y Amy Sedaris, por citar algunos.

Tomado de http://www.elsiglodetorreon.com.mx/espectaculos/nID/166317/

La Guerra de los Mundos

KaworuAngel writes, “Excelente pelicula a pesar de los años no se la pierdan! recomendada al 100%

LA GUERRA DE LOS MUNDOS, 1938 y 1953

En 1953, el público que abarrotaba las salas de todos los cines del país estaba siendo sutilmente manipulado. Creían que en realidad estaban presenciando un ataque de Marte cuando, en realidad, estaban viendo “La Guerra de los Mundos”, una de las pocas películas de ciencia ficción que muestra una invasión masiva de marcianos. Aunque el público no tenía nada de ingenuo, estaba pegado en sus asientos devorando las imágenes y viviendo el momento con la intensa emoción de quien vive una experiencia real.
Quince años antes, durante la noche de Halloween de 1938, Orson Welles ya había provocado una histeria colectiva con un famoso y criticado programa de radio basado en el libro de H.G. Welles. Ese programa fue precisamente el que le inspiró para hacer la película.

De hecho, dentro del género de terror, no hay una película en la historia americana comparable a la de Welles, quien, además, logró llevar la historia más allá de las ondas radiofónicas pues los ciudadanos estadounidenses pensaron verdaderamente que estaban siendo invadidos por marcianos.

Orson Welles, aunque sea casi siempre recordado por su obra maestra cinematográfica “Citizen Kane”, dijo alguna vez que el verdadero género cinematográfico con el que el mismo se identificaba era el de terror.

En 1938, el admirado Welles y el Teatro Mercury adaptaron la clásica novela de ciencia ficción de H.G. Welles a un guión de radio y lo retransmitieron la noche de Halloween. El concepto era simple: difundir una serie de boletines de noticias falsas explicando que la tierra estaba siendo atacada por invasores venidos de Marte. Había algunas explicaciones al principio y durante el show, afirmando que se trataba sólo de una broma. Pero las explicaciones eran cortas y poco frecuentes. Los oyentes que sintonizaban más tarde malinterpretaron el programa y lo tomaron como algo real, provocando pánico en las calles de Nueva York y Nueva Jersey (donde supuestamente se originaron los informes). La comisaría de policía y las redacciones de noticias estaban bloqueadas con llamadas de oyentes aterrorizados y desesperados, intentando protegerse de los ficticios ataques con gas de los marcianos.

La histeria demostró el poder de los medios de comunicación de masas en la sociedad moderna y este curioso engaño también catapultó a la cima la carrera de Welles y los trucos con los que asustó a los ciudadanos se convirtieron en el mejor regalo de Halloween que recibió en su vida.

Orson Welles el 30 de Octubre de 1938 (AP)

“Nadie hubiera creído, en los últimos años del siglo XIX, que a nuestro mundo lo observaban minuciosamente inteligencias mayores que las del hombre, aunque mortales como él; que, mientras los hombres se ocupaban de sus diversos asuntos, alguien los vigilaba y los estudiaba, quizá tan detalladamente como un hombre con un microscopio podría vigilar a las pequeñas criaturas que medran y proliferan en una gota de agua. Con infinita complacencia, los hombres fueron de un lado a otro por el planeta ocupándose de sus pequeños asuntos, seguros de su dominio sobre la materia. Tal vez los microbios que vemos al microscopio hacen lo mismo. Nadie pensó que los mundos más antiguos del espacio pudieran ser fuente de peligro para la humanidad. Sólo pensamos en ellos para desechar la idea de que pudieran albergar vida. Es extraño recordar los hábitos mentales de aquellos días. Cuando mucho, los hombres se imaginaban que en Marte vivían otros hombres, quizá inferiores a ellos y dispuestos a recibir emisarios terrestres. Pero a través de las enormes distancias espaciales, unas mentes que son a las nuestras como las nuestras a las de las bestias, unos intelectos vastos, fríos y crueles, miraban a la Tierra con envidia, y, lenta pero inexorablemente, fraguaron planes contra nosotros. Entonces, a principios del siglo XX, se produjo la gran revelación”.

H. G. Wells
La guerra de los mundos
(18XX)

Con este texto comiena esta excelente historia escrita hace tanto tiempo no te la puedes perder yo a fui a verle y hacen un extraña combinacion entre la epoca que se escribio y esta epoca con retoques futuristas!!

Saludetes

KaworuAngel!

Inu Yasha, 4ta. película

El pasado 23 de diciembre se estrenó en los cines de Japón la 4ta película de Inu Yasha. Aunque ha pasado poco más de un mes, hay lugares en los que todavía se exhibe. Aquí la reseña completa.

Solo una nota: Léanlo completo.

La película comienza en el cuarto de la dueña de Hamtaro, quien está feliz porque en su escuela interpretarán la obra “Himawari Taro”. A Hamtaro le llega la felicidad de su dueña y va con los demás Hamsters a contarles la noticia, y de paso también a convencerlos de que ellos también hagan su obra de teatro basada obviamente en “Himawari no Taro”. Todos los hamsters aceptan y se ponen felices, pero sus voces llegan hasta una torre, donde mora una hamster que es escritora de cuentos, llamada “Ayayamu” (interpretada por Matsuura Aya, la cuál lleva por apodo “Ayaya”), y ella decide transportar hasta su torre a los hamsters para que la ayuden a escribir su nueva obra mientras ellos la interpretan.

Los hamsters como siempre se divierten y alteran la historia como les viene en gana, sucesos que para nada le agradan a Ayayamu, quien tiene que entregar su nueva obra antes de las 5 pm. Pero Ayayamu guarda un rencor enorme desde sus tiempos en la escuela, rencor que la tiene sin ningún amigo.

¿Lograrán los hamsters interpretar una nueva obra? ¿Podrá Ayayamu entregar su nueva obra a tiempo?

Todo esto se resuelve en la película “Hamtaro: La misteriosa torre de los ogros de los libros ilustrados”.

Ahora bien, seguro se preguntarán por qué estoy hablando sobre la película de Hamtaro en lo que se supone que es la reseña de la 4ta. Película de Inu Yasha, y la razón es que ambas películas se muestran en la misma función, y para ver la de Inu Yasha, quiera uno o no, hay que ver completa la de Hamtaro. Así que ustedes sufren también lo que yo sufrí (risa maníatica).

Entrando en lo que es el tema: La isla Hourai aparece una vez cada 50 años. Esta isla es protegida por “el caldero retumbante” desde tiempos remotos, y poseía también el poder de alterar el fluir del tiempo. En esa isla vivían humanos y demonios. La isla progresaba, era como un paraíso eterno. Sin embargo, los demonios del mundo exterior pusieron sus ojos en esta isla y en su poder y comenzaron a atacarla hasta dejarla al borde de la destrucción.

Inu Yasha y Kikyo visitaron esta isla justo hace 50 años con la esperanza de salvar a los hanyou (mitad humanos, mitad demonios) que todavía quedaban vivos, pero fueron echados a la fuerza por 4 dioses, quien a ojos vistas son mucho más poderosos que ambos. Inu Yasha pierde la pelea por completo, y el dios contra quien peleó le deja las marcas de sus garras en la espalda. Éste es el signo de que Inu Yasha regresará a la isla en 50 años.

Han pasado justo 50 años desde entonces y la isla ha aparecido de nuevo. Los hanyou que quedan vivos, todos ellos niños, ponen todo su esfuerzo por hacer que la más pequeña escape de la isla antes de que sea devorada por los dioses, ya que ella no ha recibido la marca de las 4 garras en la espalda y por tanto es la única que puede dejar la isla. La pequeña, de nombre Ai, logra escapar de la isla, no sin antes ser perseguida por uno de los dioses y también defendida por el grupo que ya conocemos (Inu Yasha, Kagome, Sango, Miroku, Shippo y Kirara). Ai habla con Inu Yasha, a quien conoce gracias a la vez que éste fue a la isla, sobre la situación en la isla, por lo que todos deciden ir a salvar a los hanyou que quedan. Sin embargo, Inu Yasha no es el único que tiene cuentas pendientes en la isla: Sesshoumaru también tiene una pelea pendiente con uno de los dioses.

Inu Yasha: Fire on the Mystical Island (el título en ingles) es la 4ta. entrega para cine de la popular obra de Rumiko Takahashi. Sin embargo, dista mucho de ser una buena película. Sin ánimo de dar spoilers, pero el hecho de que Inu Yasha y Kikyo hayan ido juntos a la isla 50 años atrás no tiene absolutamente ninguna relación relavante con los sucesos que se presentan. Además, la publicidad que se le hizo a la película en TV y cine fue con el mensaje de “Como lo pensábamos: ¡El final tenía que ser dentro de una película!”, dando a entender que iba a ser el clímax de la serie animada. Quizá eso fue razón para que me decepcionara aún más al salir de la sala. Entre las películas que existen, me quedo con la 3ra.

Definitivamente solo es recomendable para verdaderos fanáticos de Inu Yasha que no se fijen tanto en la historia y en la relevancia con la historia original de la serie. Los demás, es muy posible que se lleven una decepción tan grande como un servidor.

¡A’i te van los Huevos!

Mostrenco writes, “El proyecto de la película de los Huevos cartoons está listo; actualización.

Es cuestión de tiempo que salga, según el programa de radio La Taquilla, transmitido por EXA FM (MVS).

La película costó 10 millones de pesos; fue producida por Fidecine, Videocine y Elisa Salinas Producciones; existe además el proyecto de que en caso de que la película triunfe triunfe se haga una serie animada que se transmitiría por Canal 5 de Televisa.

¡Salud!