Resumen Mostrenco 2014, prólogo

Este año que está terminando es quizás el más intenso que recuerdo desde que llegué a la Ciudad de México desde el punto de vista friki debido a que descubrí:

  • El simulcast,
  • el fansub que salen horas,
  • las transmisiones en vivo por streaming.


El simulcast es un servicio que entidades como Netflix y Claro Video entregan al común de los mortales en forma de películas y series, pero que en el caso friki lo entregan otras entidades como Crunchyroll y Daisuki, esta última nos entregó gratis ese seriononon que fue Kill La Kill la cual hablaremos más adelante 

El fansub existe por otro lado desde los inicios mismo de la frikitud como hobby legítimo y es simple: yo y mis cuates grabamos una serie de anime que me gusta y le pongo subtítulos en mi idioma natal. En los 90 una serie en fansub podía durar años, en la actualidad, con la tecnología y las comunicaciones con las que contamos, el mismo día que sale un capítulo es posible estarlo viendo con subtítulos en español.

Pero en cuanto espectacularidad, el streaming en vivo, eso sí, sin subtítulos y en japonés raw, es la cosa que más me atrae. Me gusta por los comerciales japoneses y porque de poquito en poquito he comenzado a entender el japonés y veo atisbos de un lugar en el que todo funciona y donde los marketeros son todos unas reatas y comprenden mejor que nadie el mercado al cual van sus productos.

Pero me estoy desviando del tema.

Este año vi más y mejor anime que nunca y disfrute de algunas cosas que creí que jamás volvería a disfrutar gracias a esas tres cosas.

Ahora sí entremos en materia.

Me fijé estas políticas:

  • Me gusta mas reír que estresarme.
    Así que series densas no, a menos que la fanaticada me fuerce a ver alguna, es decir no me niego el gusto de subirme a un Hype Train.
  • Me gustan los personajes femeninos fuertes… pero me gustan más cuando hacen cosas relajadas.
    Por eso es que se series como Akame ga Kill, Sidonia, Tokyo Ghouls y Aldnoah Zero y otras por estilo los tengo… pero en mi backlist y tiendo a ver cosas mucho más ligeritas.

Planeo escribir 10 entradas 10 sobre lo que más me gustó de 2014, y creo que es hora de que me dé prisa.

Pero antes y a manera de prólogo mencionaré series que me fallaron o que merecieron aunque sea un aplauso.

Las que me fallaron

Fueron tres: Rail Wars, Akuma no Riddle y Pupa.

Pupa
(favor de dar clic a la música mientras lee la parte de Pupa)
Entre caníbales by Soda Stereo on Grooveshark

pupa_omñomñom
Nada como ser devorado por tu hermana menor por la mañana.

 

Pocos mangas han salido al anime con tanta expectación como Pupa y defraudado al final tanto.

Pupa es un manga brutal que trata temas como el amor filial, de lo que pasa cuando ese amor es puesto a prueba, y sí, una de las posibilidades es que se vuelva algo francamente incestuoso, todo aderezado con un poco de violencia intrafamiliar, mucho gore del bueno, etcétera… el problema es que parece que quienes se encargaron de que el manga se convirtieran en anime lo hicieron nada más basándose en las ventas sin tomarse la molestia de averiguar de qué trataba la historia. Y ya visto como un todo, Pupa, más que una crítica o un comentario, es un alarido de dolor por lo que ocurre en aquella sociedad conformada ya en una buena parte por chavorrucos, señoras que son forever 17 y escorias a las que la perversión común ya les resulta muy light.

Cuando se dieron cuenta de la clase de material que tenían en manos, se hicieron cambios drásticos: primero la reducción de los capítulos a tres minutos nada más, quedando el puro gore, y luego taparon el gore.

O lo que es lo mismo: delete fuggin everythin :DDD, ni hace falta que diga la clase de fracaso que fue.

Akuma no Riddle, A story of the devil

AkumaNoKillsFail
Básicamente esto fue lo que pasó.

 

También llamada burlonamente por la fanaticada Akuma no kills, y da fe de este peculiar juego. Yo soy la cabecita de un clan de asesinos y me hice del poder matando hombres y seduciendo féminas aprovechando mi carisma de abeja reina, pero también deseo saber si mi hermanita menor está en condiciones de ser la cabeza del clan ya que el trabajo es muy peligroso y para eso necesita a fuerzas tener el mismo carisma de abeja reina.

Y como soy muy fanática de las teorías del doctor Peter, hago una prueba extrema. Junto a las mejores asesinas sub-17 y las meto a todas en mi escuelita que me sirve de tapadera y lavandería de varo y hago un solo grupo para ellas y mi hermanita, son doce, de manera que habrá 6 cuartos en el que vivirán dos chicas.

Luego les digo: si matan a mi hermanita les daré lo que quieran, confiando en que mi hermanita sobrevivirá gracias a sus encantos y cuando te enteras que la asesina con la que la emparejaste dice que ella defenderá la vida de tu hermanita no puedes evitar sonreír, todo va conforme al plan.

¿Les gustó cómo se las describí? Pues ´mi descripción es mucho mejor de lo que realmente es. Inofensiva,
vacía, cobarde… es una historia de amor entre mujeres que tienen en el asesinato su modo de vida y que, ¡háganme el refavón cabor! no hay una maldita muerte en toda la serie y las escenas yuri quedan en mero subtexto. Porca miseria.

Rail Wars

Ahora sabes porque los trenes deben propiedad de la nación.
Ahora sabes por qué los trenes deben ser propiedad de la nación.

Sorpresivamente, en la CoBacha de mayo pasado, el señor Nodencio nos dijo que Mahouka (The Irregular at Magic High School) maneja con mucha soltura una corriente filosófica conocida como “objetivismo”, que es la base ideológica de eso que muchos pendejos de nuestra república bananera llaman “neoliberalismo” cuando en realidad lo que ellos quieren decir es “neoconservadurismo”.

Trataré de resumir el objetivismo lo mejor posible: ¿Qué es lo que evita que tú seas un teporocho, un pordiosero, un sicario?, ¿por qué te esfuerzas por tener un casa, un coche, tener una familia, verte lo más digno posible?, ¿qué hace que desees seguir adelante y obtener bienes materiales y prestaciones? La respuesta que brinda el objetivismo el amor propio que te tienes es lo que evita que te conviertas en un parásito de la sociedad y que ese amor propio hace que valores normalmente vistos como negativos (el egoísmo, la soberbia) sean en realidad buenos mientras que otros apreciados (la humildad, la caridad) en realidad sean malos…

Pero otra vez me estoy desviando del tema.

El caso es que Mahouka fue saludado por la fanaticada como un anime “de derechas” y muchos mitad en broma, mitad en serio, demandaron su anime de izquierda.

Y anunciaron Rail Wars.

La premisa de Rail Wars: Ocurre en un Japón alterno, en donde las líneas férreas jamás se privatizaron, el protagonista, deseoso de una vida tranquila trabajando como maquinista, se une a la escuela superior de estudios ferrocarrileros del imperio japonés y se gradúa, pero para su desgracia, no lo mandan de maquinista, fogonero, chalán, revisor, guardagujas ni nada remotamente parecido, lo mandan a servir a la fuerza de seguridad ferroviaria, la policía de los ferrocarriles, porque resulta que hay un grupo terrorista cuyo propósito manifiesto es que se privaticen los ferrocarriles japoneses.

Ya se imaginarán que pude ver la escena, el premier Peje-san dando un discurso a la NHK diciendo “Loj trenej jon de loj japonej, no permitiremoj que los ejtranjeroj noj quiten lo que ej del pueblo”… pero no.

Me prometieron un anime socialista y nos encontramos con que en realidad la serie es una pasarela… no, más bien un desfile… bueno, un carnaval de fanservice, mucho más grande de lo que fue en su momento Ranma… y no fue ni la mitad de entretenido.

Menciones especiales
Estas tres series las seguí y las terminé pero no me parecieron lo suficientemente buenas como para estar en el listado final.

HaNaYaMaTa

¿Puede decirnos cuál es la gringa?
¿Puede decirnos cuál es la gringa?

Seguí la serie por el elemento fuera de lugar: una morra de Nueva Jersey se va a vivir a Japón porque quiere bailar yosakoi y alrededor de ella se junta un grupo de chicas igual de jóvenes que ella (entre las cuales está la protagonista de la serie) que cuestionarán lo que siempre han creído para acompañarla en su sueño.

Me gustó en términos generales, mas no alcanza un lugar entre mis favoritos porque mucho del drama consta de no problemas o dramitas ridículos que son forzados porque los autores creyeron que corrían el riesgo de que el respetable se durmiera (riesgo que Non Non Biyori decidió correr y ganó en su apuesta) o porque el autor y los guionistas pensaron que sí manejaban dramones gruexos, pero la verdad sólo una niña de 13 años consideraría eso un verdadero problema.

Inugami-san To Nekoyama-san
Tomando en cuenta que el anime nada más dura tres minutos hicieron mucho por su causa, pero la verdad la tira cómica hace palidecer al anime en todos los aspectos. Sí, lo disfruté, pero la serie completa dura media hora y no eligieron el mejor material que tenían disponible salvo UNA honrosísima excepción: el trágico caso del té de yerba gatera. :-3

Aquí el mencionado caso del té de yerba gatera.
Aquí el mencionado caso del té de yerba gatera.

Ping Pong The Animation

La seguimos, y si bien nos latió y agradó el esfuerzo de ser experimentales… no encontramos puntos de identificación con la serie. Sorry.

Y ya con este prólogo comenzamos con el listado de mis animes del 2014… en otra ocasión.