Tiras cómicas con estilo japonés calan en EE UU

YURI KAGEYAMA / AP

Motivados por la necesidad de atraer a los niños y adolescentes, los rotativos de América del Norte harán que sus cómics tradicionales, como Garfield y Charlie Brown compartan espacio con mujeres de ojos saltones ataviadas con vestimentas recargadas, héroes afeminados de cabellos largos y encantadores animalitos de peluche con poderes mágicos

TOKIO.- Charlie Brown, Garfield y otros personajes favoritos de las tiras cómicas empezarán a compartir su espacio en los periódicos de América del Norte con mujeres de ojos saltones con vestimentas recargadas, héroes afeminados de cabellos largos y encantadores animalitos de peluche.

A partir de enero, las tiras cómicas “manga” -una de las exportaciones más exitosas de Japón- empezarán a aparecer en las secciones dominicales de varios periódicos de gran circulación en Estados Unidos y Canadá.

¿El motivo? Los directores de los diarios quieren atraer a lectores más jóvenes. Un estudio difundido este año por la Corporación Carnegie indica que la edad promedio de los lectores de periódicos en Estados Unidos es de 53 años y que va aumentando, lo que no es precisamente buena noticia para que aumente la circulación.

“Supusimos que si los adolescentes y niños estaban leyendo revistas ‘manga’, ¿por qué no incluir algo en el diario que los jóvenes quieran leer?’”, dijo John Glynn, vicepresidente del Universal Press Syndicate, que distribuye tiras cómicas y columnas. “Ellos consideran los periódicos como el medio de sus padres”.

El debut en Estados Unidos es un jalón para las “manga”, un producto de la cultura popular japonesa que nunca había entrado de lleno en este país, aunque desde hace tiempo tiene gran impacto en la generación más joven que creció con íconos como Pokemon, Hello Kitty y las películas animadas japonesas.

Encarando desafíos
“Esto podría ser algo de verdadero impacto”, comentó Glynn en una entrevista telefónica desde Kansas City, Misuri. “Es un gran modo de encarar un desafío y cambiar el público lector de tu diario”.

Entre los periódicos que han firmado contrato para presentar las dos tiras cómicas “manga” los domingos se encuentran Los Angeles Times, Denver Post, Vancouver Sun y Seattle Post-Intelligencer.

Martin Fischhoff, subdirector del Detroit News, que también planea publicar las “manga”, cree que tienen el potencial de convertirse en un gran éxito y atraer nuevos lectores.

“Sé qué populares son las ‘manga’ y las ‘animadas’ entre los jovencitos. Vaya a cualquier librería y verá a los chicos en la sección de ‘manga’. Y por chicos quiero decir a todos los jóvenes desde la secundaria hasta treintañeros.

Incluso hay un comercio local dedicado a todo lo relativo a las ‘manga’, que siempre está lleno’”, dijo en un mensaje por correo electrónico. “Pero esta tendencia por cierto no se ha manifestado hasta ahora en las secciones de tiras cómicas de los periódicos”.

Los medios más poderosos pueden darse el lujo de correr riesgos, dice Glynn. Pero si las “manga” tienen éxito, otros podrían seguir su ejemplo.

“Los periódicos necesitan las ‘manga’ más que nosotros necesitamos a los periódicos”, asegura Stuart Levy, director ejecutivo de Tokyopop Inc., que publica las tiras cómicas que saldrán en América del Norte. “Los diarios están buscando nuevos medios de llegar a los jóvenes”.

Kirk LaPointe, director del Vancouver Sun, dijo que las “manga” han atraído un público fiel en la zona de Vancouver, particularmente entre los lectores jóvenes.

“Queremos traer más elementos que atraigan a un público más joven, y muchas de las tiras que publicamos tienen lectores de mayor edad”, dijo LaPointe en un correo electrónico. “También nos agrada la naturaleza artística de las ‘manga’ y creemos que contribuirán a la belleza gráfica del periódico en general”.

Las dos tiras cómicas que publicarán son de autores estadounidenses, una evidencia de cuánto ha avanzado el género de la “manga” en Estados Unidos.

Estilo narrativo
“Manga” es en realidad más un estilo narrativo que un género, y abarca un amplio rango de novelas y filmes, incluyendo romance, horror, ciencia ficción y comedia. Sus historias tienden a ser más sicológicas y menos orientadas a la acción que sus versiones estadounidenses, como las tiras cómicas de Marvel.

El impacto de la “manga” se sigue multiplicando
Papercutz, una compañía neoyorquina, compró los derechos de “The Hardy Boys” y “Nancy Drew” para crear versiones en tiras cómicas inspiradas por las “manga”. Las librerías grandes en Estados Unidos dedican actualmente estanterías enteras al género.

“CosmoGirl”, la publicación número uno para los adolescentes en Estados Unidos, empezó a publicar “manga” producidas por Tokyopop en agosto. Y los libros de la serie “Harlequin Romance” se publican en una versión “manga”, algo que ya está disponible en Japón.

Estilo gratificante
Lindsay Cibos, coautora de “Peach Fuzz”, opina que las “manga” son “más profundas y más gratificantes que las tiras cómicas de televisión”.

Cibos, de 23 años, es una artista que nunca ha estado en Japón ni habla japonés, pero que se crió disfrutando del clásico “Sailor Moon” en “manga”.

Las historias de “manga” desarrollaban temas de interés para las niñas, “emociones y romance”, dijo en una entrevista telefónica desde Orlando, Florida.

Takashi Nakagawa, director del Softbank Investment Corp. en Tokio, organización que proporciona apoyo financiero a Tokyopop, dice que vio una oportunidad propicia hace cinco años en los intentos de la compañía por traducir “manga” al inglés y ofrecerlas al mercado estadounidense.

Su próximo proyecto: ofrecer un servicio de “manga” en idioma inglés por la internet que permita al público ver las tiras cómicas en su pantalla o descargarlas a sus teléfonos móviles. “Esto se está popularizando muchísimo”, dijo Nakagawa.

Fuente: El tiempo

About vicm3

Genio de medio tiempo, sociólogo por formación, linuxero por convicción, el loco tras la idea de seguir con infraestructura en vez de usar la web2.0, dejo de jugar consolas cuando salio SF2 para SNES, declara que le encanta el diseño de las Mac, pero el costo ni cercanamente, censor vitalicio de lo que se dice en la cobacha

Comments

comments