La historia de amor entre un “otaku” y una mujer muy hermosa: 2 universos diferentes. Basada en hechos reales, la historia de Densha Otoko ha pasado las fronteras de Japón.



Desde el pasado verano, en Japón es como “moda” el ser otaku, pero me refiero a los otakus de verdad, no a los wanna-be que hay regados por todo el mundo. Esto se debe al gran éxito que tuvo primero la película, luego el manga y luego el drama (novela) de Densha Otoko. Antes de explicar sobre esta historia, hace falta que quede claro lo que es un “otaku”.

“Otaku” es una palabra despectiva, que sirve principalmente para nombrar a personas que tienen un gusto desmedido por algo en particular, en especial cosas de SF, comics, películas, etc. En Japón, siempre ha tenido esta connotación, por lo que ser llamado “otaku” debe de ser tomado como ser despreciado, y hasta cierto punto con algo de razón. Un otaku es aquella persona que vive, respira, sueña y trabaja solamente para su afición, en este caso el anime, los videojuegos y películas de SF en general, y es tanto lo que se ensimisma, que no tiene tiempo para nada más, por lo que se convierte en una persona desaptada socialmente, que no sabe entablar comunicación con nadie más, con un número de amigos reales muy reducidos pero con una vida social en internet más grande que lo que cualquiera de nosotros pueda tener en la vida normal. Los otaku son catalogados como desadaptados, locos, de mal aspecto, en fin, discriminados en todo excepto en algo: Nadie niega que por lo general todos los “otaku” son mucho más inteligentes que la mayoría. Pero aún con esta característica, ser nombrado “otaku” es algo que no te gustaría que te sucediera.

Fuera de Japón, “Otaku” se comenzó a usar para nombrar a los aficionados a la animación japonesa, y se le comenzó a dar un buen significado, incluso uno que merecía respeto, sin saber realmente el uso que originalmente se le daba a la palabra. Ésta comenzó a ser usada porque es japonesa, y además señala a la gente que le gusta el anime, por lo que un grupo de aficionados comenzó a autodenominarse “otaku”, a otros les gustó la palabra y la comenzaron a usar, y así se fue la cadenita. Hoy en día, uchas personas aún se autodenominan “otaku” solo por que les gusta la animación, sin saber realmente el transfondo que la palabra contiene.

Akihabara es un barrio de Tokyo que, hasta hace algunos años era muy famoso por todas las cosas electrónicas que ahí se pueden encontrar (todos los aparatos electrónicos salen siempre primero ahí), pero actualmente perdió esa fama y no porque ya no haya electrónicos (siguen habiendo muchos) sino porque ahora se convirtió en el paraíso de los otaku, con tiendas de anime, de cosplay, las famosísimas Maid Kissa (Cafeterías en donde las meseras están vestidas de sirvientas y todas te llaman “Mi amo y señor”) y un sin fin de lugares en donde se realizan eventos alusivos a animación japonesa principalmente. Akihabara no es un lugar muy grande, ya que caminando sin detenerte lo recorres en unos 12 minutos, pero el número de tiendas que hay hace que no te ajuste un día para ver todo lo que hay.

Ok, habiendo explicado un poco lo que es otaku, procedo a hablar del tema principal de este mensaje:

Densha Otoko es una historia de amor, por increible que parezca, basada en sucesos reales. En Japón, existen BBS muy famosos como 2ch o A-channel, en donde prácticamente hay información de todo lo que quieran y gusten, y en uno de esos foros fue donde se desarrollaron la mayor parte de los diálogos. Veamos por partes:


Yamada Tsuyoshi es un típico Salary Man (un empleado común y corriente en Japón) de 22 años, quien , como se pueden imaginar, es un otaku hecho y derecho, quien, también como se pueden imaginar, a sus 22 años nunca ha tenido novia, y de hecho es practicamente imposible para él, como para los otakus en general, hablar de frente con una mujer. Yamada vive para su afición, y su cuarto es la viva prueba de ello: Monitos, figuras, posters al por mayor, así como videojuegos y películas, pero en cantidades que un aficionado normal no tendría. Su familia lo toma como un ente más, pero no lo tratan mal , con excepción de su hermana menor, a quien le disgusta mucho que su hermano mayor sea un otaku y no lo quiere tener a menos de 100 m cerca.

Para Yamada, las cosas están muy lejos de cambiar, o al menos eso pensaba: Un día, regresando de Akihabara, dentro del tren hay un borracho que está molestando a la gente. Como el tipo realmente trae subidas las copas, toma una actitud muy agresiva, algo que asusta a la mayoría de japoneses. Dentro del mismo carro donde Yamada está, hay una chica muy muy bonita, de esas chicas que no están buenas, sino que están muy bonitas, que se ve que se dan su lugar, cultas, etc., y el borracho la ve y comienza a molestarla. Nadie hace nada para ayudarla (típico en Japón), y Yamada se arma de valor y le dice al tipo, con voz temblorosa, que por favor se detenga y que deje de molestar a la chica. El borracho se molesta y forcejea a Yamada, quien, careciendo de cualquier clase de habilidad para defenderse, termina en el suelo justo en el momento en el que la policía llega para detener al borracho. La chica bonita se dirige a Yamada, lo ayuda a levantarse, le ofrece su pañuelo y le da las gracias. La policía les pide a los 2 que por favor vayan a presentar su declaración. En la estación de policía, hay otras señoras que también estaban en el carro del tren, y una de ellas le pide a Yamada su dirección y su teléfono para poder mandarle un regalo como muestra de agradecimiento (algo también muy común en Japón), y la chica bonita también hace lo mismo. Hasta aquí todo podría parecer normal.


Yamada participa en unos de los canales de los BBS anteriormente mencionados, y ahí siempre platica lo que le sucede. Esta vez, relata el acontecimiento, pero dice que no puede olvidar el rostro de la chica. Todos los demás participantes comienzan a dar su opinión, y la mayoría de los diálogos y mensajes que se utilizan en la película y el drama son los reales, los que la gente realmente escribió. Todos le dicen que espere su regalo de parte de la chica bonita y que esa será su oportunidada para conocer su nombre y su teléfono.

El regalo llega, y es nada más y nada menos que un par de tazas, con todo y su platito, de una marca famosa y cara: Hermes. Yamada usa el recibo del paquete para conocer el teléfono y el nombre de la chica: Aoyama Saori. Todos en el BBS le dicen que tiene que llamarla para decirle que el paquete llegó bien y darle las gracias, y de paso invitarla a cenar. Se podrán imaginar todo el valor que Yamada tuvo que reunir para poder marcar el teléfono de Saori y para poder articular palabras. Como quieran y gusten, logra comunicarse, dar las gracias, pero cuando la invita a cenar, Saori lo rechaza, pero inmediatamente le dice: “No quiero que me invites, pero si cada quien paga lo suyo, entonces con mucho gusto acepto tu invitación”. De aquí en delante, comienza la batalla de Yamada por conquistar a Saori, algo que se ve completamente imposible, sobre todo porque Yamada sabe que si descubren que él es un otaku, lo van a mandar a volar inmediatamente.

Como ya mencioné, Densha Otoko está basada en sucesos reales, y retrata fielmente lo que es ser un otaku en Japón. La película pegó bastante, pero el drama (novela) hizo que su fama se disparara hasta fuera de Japón, especialmente porque quien interpreta a Saori es ni más ni menos que Itou Misaki (sí, ya sé que nadie la conoce, por eso anexo fotos). Aunque la película y el drama básicamente llevan la misma secuencia, el drama es mucho mejor porque ahonda más en los personajes, especialmente en Saori. El drama cuenta con 11 episodios de una hora de duración y está disponible para bajarse hasta con subtítulos en español (aunque de España), por lo que, si la piensan bajar, mejor háganlo con subtítulos en inglés. La traducción a español no es mala, pero verán palabras como “Me dieron calabazas” o “¡Jolines!”, por eso recomiendo los subtítulos en inglés. Ahora que si los quieren ver en RAW (solo japonés), se bajan mucho más rápido Smiley

Página oficial de Misaki-chan:

http://www.ken-on.co.jp/itou/



The following two tabs change content below.

Comments

comments

Etiquetado con →