La Otakomix, O lo que es lo mismo “¡Bájale a ese mugroso micro!”.

Mostrenco writes, “El Mostrenco se fue a su tierra de vacaciones, y de pasada aprovecho para ir a la Otakomix y ver cómo anda la afición en el Sur de Tamaulipas.

La primavera es una estación maravillosa acá: el clima es cálido, pero no tanto como suele serlo de mayo en adelante; las noches son frescas, la playa está arreglada; los árboles florecen, el otakismo también… ¿Qué más le puede pedir uno a la vida? ¿Una convención de cómics? Pues hubo dos por estos rumbos: La primera fue la Metrocom. Esa convención iba a ser realizada supuestamente en el METRO, es decir en el centro cultural metropolitano, no en el transporte público colectivo (que ni hay); pero en realidad fue en una determinada zona del METRO, una bastante inadecuada según la gente que fue, y según las mismas fuentes hubo mucha vendimia. En otras palabras la mesa estaba servida para que la Otakomix, evento organizado por un grupo de verdaderos aficionados, se luciera. Así fue de hecho.

Tengo una serie de quejas sobre la organización: El Auditorio Municipal de Ciudad Madero “Américo Villarreal Guerra” es una versión más pequeña, más nueva y más austera del auditorio municipal de Tampico. Por lo tanto la falta de espacio fue más notoria que en la Expocomics de los últimos años por más que el acomodo de los stands fue el adecuado; también el hecho de que la obra musical de Sailor Moon, que estaba planeada para hacerse dentro de las instalaciones de la Otakomix, tuviera que realizarse en un recinto localizado a 20 minutos en coche de donde fue el evento y sin ninguna ruta de microbús que comunicara ambos lugares. El resultado previsible fue que las dos se hicieron sombra mutuamente, pero bueno… tengo entendido que no se pudo resolver de otra forma… ¡Y ese maldito micrófono que se retroalimentaba gachamente con las bocinas!

Lo bueno: La Otakomix fue un evento con el típico ambiente de las convenciones de por acá. Más que querer comprar, la raza fue con ánimo de divertirse y lo que ofreció la Otakomix así lo permitió. Hubo mayor presencia de clubes que en la Expocomics del año pasado, incluyendo varios que no conocía (primera señal de que me estoy desencanchando del movimiento local). Mayor cantidad de invitados, como el Torner de Monterrey. Torner me dijo que en efecto los organizadores de la Expocomics los trataron, a él y a su gente, con el pie el año pasado y que estaba contento con el tratamiento que recibieron de la gente de la Otakomix, así que está dispuesto a seguir asistiendo a las otakomixs de los próximos años. Presentó además un nuevo proyecto: “Don Tequila”, no se la compré por algo que me dijo:

-Vamos a ir a la TNT en dos semanas –y el señor Torner de pronto esbozó una sonrisa de oreja a oreja-, me dicen que los chilangos compran un chorro. Ahí aprovecharemos para vender todo lo que tenemos.

…Tenía que ser de Monterrey. Pero de una vez les aviso a todos los chilangos que si ven al Torner y su banda vendiendo cosas como “Weakness”, “Ley seca”, “Rodents” y ahora “Don Tequila” en Tlatelolco… Cómprenles, el movimiento comiquero en Monterrey no tiene nada que ver con las basuras que circulan en el ámbito defeño: tienen un dibujo con bastante personalidad y el tratamiento que le dan a sus historias nada tiene que ver con las ñoñeces que abundan en nuestro medio. Si ustedes no les compran es problema suyo, no de ellos. Ustedes serán quienes se lo pierden.

Hubo muchos clubes, pero me sorprendió ver también mucha tienda y la misma cantidad de piratería que en la Expocomics del año pasado. Me habían dicho que la Otakomix sería 100% libre de piratería y mercanchifle y por lo visto no fue posible, lo cual me lleva a preguntarme si no serán males necesarios en nuestras convenciones.

Invitados: Estuvo “Lobo” Cuevas, Jorge Break, el maestro don Sixto Valencia, el Capo de capos Polo Jasso, que finalmente me resolvió una duda: ¿Rompompeyo es becerro o cabrito? Me dijo que Rompompeyo es becerro, aunque por su modo de ser es un c***** ya bastante desarrollado. Quise entrevistar a don Sixto Valencia, pero no lo encontré por ningún lado durante el fin de fiesta, me comentaron que se lo llevaron a comer, ¿será? De actores de doblaje fueron Jesús Barrero alias “Rick Hunter” y “Pegaso Seiya” y José Vilchis alias “Andrómeda Shun”. Ellos ofrecieron el sábado una conferencia de doblaje a la cual no asistimos por problemas mecánicos en nuestra unidad de transporte, pero si pudimos ir al musical de Sailor Moon que se realizó en el Aula Magna de la Universidad Autónoma de Tamaulipas campus Tampico Madero. Jesús Barrero nos dijo durante el fin de fiesta que había sido invitado a varias convenciones en el extranjero: Una en Santiago, otra en Argentina y una más en Venezuela; y los dos estaban contentos con el tratamiento recibido y por el jolgorio en general.

Y ya que hablamos del musical de Sailor Moon, lo menos que debo reconocerles a sus organizadores y participantes es su entusiasmo y el valor de querer levantar algo así. Coordinar algo de ese tamaño definitivamente no es fácil, así que todos ellos tienen mis respetos. Ahora que si la obra hubiera estado más o menos buena serían mis ídolos, pero no fue así. Sería mucho pedirle a un grupo de actores amateurs no universitarios que prácticamente de la nada sacaron una obra estupenda. No todo se puede tener…

El domingo la cosa se puso más entretenida aún, empezando con el concurso de karaoke: Hubo poca participación pero buenas interpretaciones: El divo de las últimas dos expocomics participó y ganó el tercer lugar. Más que nada porque le respetaron su jerarquía aunque su interpretación de “sailing for my dream” no estuvo dentro del estándar al que nos tiene acostumbrados; el segundo lugar lo ganó una chica que cantó el opening de “Noir” y el primer lugar lo ganó la chica que participó en el musical como Sailor Venus. Personalmente me gustó más que todos ellos la chica que la hizo de Sailor Mercury en el musical y cantó “Little Date” de Ranma ½… pero son gustos personales. Las chicas que fungieron como presentadoras lo hicieron aceptablemente.

Luego siguió una innovación de las muchas que suelen haber en las convenciones de la zona, una exhibición de un nuevo deporte (o espectáculo): La lucha de botargas, exactamente igual que la lucha libre, pero con botargas en lugar de luchadores enmascarados. Estuvo entretenido, pero me gustaría que en un futuro los practicantes de este deporte-espectáculo se entrenaran más. Al menos ya se dio el primer paso que es crear el deporte, perfeccionarlo será relativamente sencillo. Siguió a este show el concurso de cosplay. Este año se decidió determinar los ganadores por jurado en vez de por aclamación, como se hace en todas las demás convenciones. Hubo buenos disfraces y buenas caracterizaciones. Se dio prioridad a las caracterizaciones y al concepto antes que al físico; hubo conceptos de varios participantes, dando lugar a este caso para la araña: el primer lugar de la categoría masculina fue el equipo de los Nazguls, dentro de ese equipo había por lo menos una chava. ¿O sea, una chica ganó la categoría masculina?, ¿mejor por qué no hacer una categoría de cosplay por equipos? Es sólo una sugerencia… En la categoría masculina quedó tercero un chavo que hizo una personificación decente de Latis; en segundo un caballero Jedi que probó dominar el noble arte de la esgrima con espada de luz y en primero el ya mencionado equipo Nazgul, que incluyo a su propio hobbit que perseguir. En la categoría femenina quedó tercer lugar una buena caracterización de Hikaru o Lucy de Reyearth; en segundo lugar quedaron dos niñas (de verdad, más de 14 años no tenían) que caracterizaron adorablemente a Inuyasha y a (K)A(g)ome; y en primer lugar quedaron las dos chicas que presentaron el concurso de karaoke. Ese par salió disfrazado de Lucy (o Hikaru) y Luz (o Innova), aparte de usar buenos disfraces captaron la esencia de la relación entre Luz y Lucy (¿Recuerdan el “Yo odio todo lo que tú amas… y tú misma no te gustas” ? Se podrán dar una idea con esto…). La chica que presentó el concurso estaba muuuuy nerviosa, fue la misma que hizo el papel de “Plut” en el musical… personalmente me hubiera gustado que la presentadora hubiera sido nuestra compañera Moemi Imamori (o Johanna) que a la hora de presentar al reparto del musical se veía tierna en su disfraz de panda…

Los premios al concurso de dibujo fueron después del cosplay… Quise poner atención, pero ya no me enteré de nada por estar entrevistando a los ganadores de los concursos de cosplay y a Jesus Barrero y José Vilchis. Que sirva de experiencia para futuras ediciones que las premiaciones de los concursos “chicos” (dibujo, modelismo, yu-gi-oh) deben ir entre el concurso de karaoke y el de cosplay. La entrega de premios pasó completamente de noche y ni cuenta me di de nada, ni siquiera supe si siempre hubo o no, y a juzgar por la desbandada que ocurrió al terminar el cosplay creo que no fui el único.

El pilón fue que me encontré al camarada Enrique Martínez, ídolo de todos nosotros en el Club Hentai por ser el único que se dedicaba (y se sigue dedicando) a los cómics profesionalmente. Y cómo no, si él fue el que le entintó e Edgar Delgado su “Ultrapato”. Tenía de acompañantes a una chica que participó en el cosplay caracterizando a Tatra (¿o era Tata?) y participó exitosamente en la lucha de botargas con una de Kero, desafortunadamente no grabé su nombre para mencionarla aquí; y a Carolina Dorantes, alumna de la UNE y dibujante de buen nivel quien, según nuestro parecer, en la Expocomics del 2002 hizo la mejor representación de Iori Yagami que hemos visto en la vida. Iba disfrazada nada menos y nada más que de Ralph de KOF. Pues bien, Enrique Martínez nos comentó que en Monterrey tiene varios proyectos que están jalando finalmente y que pronto se sabrá más de él. Esperemos que sí. La evidencia indica que la gente que pica piedra tarde o temprano la va bien. Desde este refugio de pecadores le deseamos suerte pues.

Concluyendo: La Otakomix fue una versión un poco más austera que las expocomics en cuanto a instalaciones, pero en el grado de compromiso que hubo no tenemos queja. Fallaron un poco más feamente en cuanto a organización, tuvo momentitos en los que me pareció que los organizadores se hacían homenajes a sí mismos (¿qué fanático no lo hace?) y nos quedaron mal con la promesa de un evento 100% libre de piratería… pero estuvo bueno. Hubo innovaciones, hubo ambiente, hubo venta de material original, hubo muchos invitados, hubo muchos clubes. Me sigue provocando bronca el hecho de que la afición del Sur de Tamaulipas esté dividida, sigo creyendo que el potencial de la zona es el suficientemente grande como para hacer algo realmente perrón y no los eventos medianos que se han realizado hasta ahora. Lo malo es que eso implicaría que nos uniéramos todos y demostrado está que los otakus somos buenos para la división y la resta y malísimos para la suma y la multiplicación, por lo tanto no creo que se pueda pronto. Por lo demás, aun con el estado actual de las cosas, los eventos del Sur de Tamaulipas no le piden nada a los que hay en el DF en cuanto a diversión… ya no digamos los que hay en Monterrey o los de Guadalajara. Tan mal planeados están unos y tan cerrados al exterior otros que me gustaría mucho decirle a la afición de Tampico, Ciudad Madero, Altamira y poblaciones circunvecinas que no tienen nada que envidiarle a nadie. Que están a la vanguardia de la afición del país en muchas cosas y que mientras las convenciones cuenten con el mismo nivel de compromiso mostrado lo demás vendrá solo. La organización puede, y debe, pulirse; los errores pueden dejar de cometerse; pero el ambiente no se da tan fácil y en el Sur de Tamaulipas ya hay. Úsenlo sabiamente por favor.

About vicm3

Genio de medio tiempo, sociólogo por formación, linuxero por convicción, el loco tras la idea de seguir con infraestructura en vez de usar la web2.0, dejo de jugar consolas cuando salio SF2 para SNES, declara que le encanta el diseño de las Mac, pero el costo ni cercanamente, censor vitalicio de lo que se dice en la cobacha

Comments

comments