Kimera 02

Por: Manuel Medina González

Teniendo como escenario la Mansión Magnolia, el pasado 1 y 2 de junio se
llevó a cabo la tercera Kimera bajo el título de Kimera 02 (en Guadalajara, Jalisco).

Lugar:
La mansión Magnolia no ha cambiado desde que tuvimos la oportunidad de
visitarla el año pasado. Aunque más pequeña que la Expo Carlton o el Salón
Fiesta Napoli (sedes de Comictlán y Mangatrón respectivamente), muchas
personas creemos que su diseño se presta mejor para un evento como este.

De hecho, un punto que me gustó mucho del evento fue el “aislamiento” que
tuvieron las videosalas y un simulador de baile “Pump it Up”, de tal forma
que ni las personas que estaban dentro se molestaban por el ruido exterior
ni viceversa.

Material:
Este apartado no suele cambiar mucho cada vez que se menciona en el
reporte de una convención. A grandes rasgos podemos decir que no hubo
mucho nuevo, pero si había algo de surtido de las series que más pide la
gente, incluyendo los ya tradicionales CD con series relativamente nuevas
en Japón, con 3 episodios, a un precio de $40, lo que los hace
especialmente caros. Con todo, la gente compró, y mucho, al grado que los
expositores estaban satisfechos al final del primer día del evento.
Para
los aficionados un poco más detallistas o que buscaban algo de alguna
serie diferente, era muy difícil encontrar algo al respecto. De la misma
manera, Magic hizo su aparición; las figura de acción se vendieron bien
(con un surtido que podemos considerar como bueno), y ni se diga de los
goodies, que volaron de los puestos. Por supuesto que al referirnos a
material tenemos que mencionar piratería, ya que abundó, no queriendo
decir con esto que no había material original, solo que en comparación con
lo no original, su presencia fue mínima.

Videosalas:
Como ya se mencionó, desde mi punto de vista muy bien ubicadas. La calidad
del equipo fue buena, pero creo que lo que se lleva el reconocimiento son
las películas exhibidas, aunque para algunas muy buenas no hubo tanto
público como se esperaba.

Eventos:
Si tuviéramos que catalogar a Kimera por algo en especial, este sería el
apartado a usar: Aunados al tradicional concurso de disfraces se
presentaron 2 eventos que bien podrían repetir en la siguiente emisión de
esta convención: La noche disco y el tan mencionado concurso de
conocimientos. Veamos con detalle cada una:

– Noche disco
Sin duda, este evento fue el que más gente esperó y posiblemente al que
menos gente (de la que había expresado que le gustaba la idea) asistió.
Sin embargo, las personas que estuvimos en él tuvimos un muy buen rato. En
lo personal, el ambiente generado por la música dance y los videos J-pop
que se exhibían en la pared del foro principal dio un giro a lo que la
gente consideraba como una convención. Intento de innovación, esa es la
palabra a usar. Además, aunque ya sin expositores, la sensación de poder
caminar más a gusto dentro del evento era muy buena, y si juntamos eso con
que los videojuegos no se apagaron hasta que todo terminó, tenemos como
resultado el cambio de ambiente ya mencionado. El punto malo de todo esto
fue que, aunque se había prometido que todo terminaría a las 2 am, a las
11:30 pm se dio el anuncio de que solo duraría media hora más debido a que
el equipo estaba sobrecalentado. Las reacciones no se hicieron esperar y
hubo gente que mostró su descontento, sobre todo por lo que se había dicho
y, según estas personas, la falta de disposición del comité organizador
para continuar la fiesta con equipo diferente. Algo que sí logré notar fue
la poca disposición de la gente por escuchar J-pop. Eso sí, el grito de
emoción no se hizo esperar cuando se escuchó y se vio un video de un
concierto de L’arc en ciel y su canción “Blurry eyes”. No podría decir
cómo ni de dónde salió, pero no hubo alguien presente que dijera que no
tenía gusto por esa canción… Lamentablemente no pasó lo mismo cuando se
escucharon canciones de Hamasaki Ayumi y otros artistas, y la gente
parecía aburrirse, prefiriendo música comercial de disco (lo cual no es
malo, solo es bueno hacer mención de ello).

– Concurso de conocimientos
Polémico. A algunos gustó, a otros no, pero todos hablaban de él. El
primer día se llevaron a cabo las eliminatorias, con un total de 7 equipos
(de 3 personas cada uno) inscritos.
La mecánica consistía en un cuestionario de 30 preguntas que se les
entregaba a los equipos participantes; Los 2 equipos que tuvieran el
puntaje mayor pasaban a la 2da y última ronda, la cual sería en el foro
principal y frente al público el último día del evento; el equipo que
quedara en 3er. lugar quedaría como suplente, listo para entrar en acción
por si alguno de los finalistas por alguna razón no podía estar presente.
Al finalizar el concurso, hubo un equipo descontento porque el anime/manga
predominaba en el cuestionario, y el reclamo fue hacerlo más parejo (la
sugerencia fue 10 preguntas de anime/manga, 10 de comics y 10 de ciencia
ficción).
Al final del día se calificaron los cuestionarios, y de un máximo de 30
puntos, el equipo que pasó como primer lugar obtuvo 19 aciertos.
Llegó la final. El público se juntó como si fuera el concurso de disfraces
(léase: Llenando el lugar), y aunque mucha gente se quedó parada, nadie se
quería perder esto.
Comenzaron las rondas, las cuales contenían un apartado especial: Retos y
retas. Los retos eran acciones que uno o varios integrantes de un equipo
debían realizar frente al público. Hacerlos bien daba 6 puntos;
presentando fallas (es decir, por el simple hecho de intentarlo aunque
estuviera mal) 3 puntos. Las retas era competencias entre un integrante de
cada equipo y el ganador obtenía 5 puntos. Además, contestar
incorrectamente una pregunta significaba un punto menos para el equipo; no
contestarla era pasarle la oportunidad al equipo contrario, y si ninguno
de los dos equipos contestaba, el público era el que tenía la oportunidad
de responder; la persona que respondiera acertadamente era recompensada
con un CD del evento, que contenía videos, imágenes, música, etc.
Debo decir que el concurso estuvo parejo, pero no por la igualdad de
conocimiento, sino por la suerte que el equipo vencedor tenía para
seleccionar los retos, que iban desde cantar la canción del final de Remi
hasta hacer la coreografía de Sailor Moon (no importando si eras o no
mujer). Los chavos vencedores eran visiblemente más conocedores de
videojuegos (y lo demostraron en las retas, puesto que ganaron todas). El
primer lugar se llevó 1000 pesos canjeables en tiendas patrocinadoras del
evento, mientras que el segundo lugar se hizo acreedor a 300 pesos
canjeables de la misma forma.

– Concurso de disfraces
Previo a la preparación del foro para el evento, hubo una presentación de
4 chicas disfrazadas de personajes de KOF; realizaron 2 números musicales
y esto como que ayudó a que el tiempo pasara más rápido. Todas las chicas
eran de buen ver, pero por razones obvias creo que la que más llamó la
atención fue la que estaba disfrazada de Blue Mary. Esta fue una buena
forma de “matar” el tiempo mientras se dejaba todo listo.
Para este concurso de disfraces noté algo que se ha estado dando mucho
últimamente: La poca afluencia de participantes: 12. Aunque pocos, la
mayoría de disfraces valían la pena.
El momento llegó. A continuación se listan los disfraces, los nombres de
sus portadores y mi punto de vista al respecto:

– Dino (no me sé su nombre bien): Drácula, de Castlevania. Muy
llamativo disfraz, lástima que el público ni los jueces no opinaron lo
mismo.

– Carolina Torres: Card Captor Sakura. Disfraz bueno; su coreografía
iba muy bien hasta que se puso a aventar dulces al público (no le veo
razón sinceramente).

– Dafne Arreguín: Yuri, de King of Fighters. Su disfraz era parecido
al de Yuri, pero su coreografía no la ayudó mucho.

– Diana Arreguín: Chun Li, de Street Fighter II. Ella ya se había
disfrazado de Chun Li anteriormente, pero con el traje que presenta en
Street Fighter Zero. Todo iba muy bien hasta que cambió su coreografía. Le
faltó el clásico “Yatta!” y el “Gomen ne!”. Su disfraz, excelentemente
bueno.

– Alicia Muñoz y su equipo: El equipo de chicas de Burn Up. Sus
disfraces estaban geniales. De nuevo, su coreografía fue perfecta, hasta
que la cambiaron y se pusieron a bailar.

– Lucero González: Cat Shadow (la transformación de Shadow Lady
cuando se aplica la sombra de color rojo). Muy buen disfraz. Su
coreografía no fue tan lúcida como se esperaba, pero en lo personal lo que
me impactó de esta chica (además de su belleza, ¿por qué no decirlo?) fue
la actitud que tomó en el escenario: Nunca perdió la paciencia ni el
temple, aun cuando, por su disfraz, la gente le gritaba de todo. Y por
encima de todo, su sencillez . Ella fue el primer lugar del evento.

– Paty Pérez: Hikaru, de Angelic Layer. El disfraz fue excelente.
Su coreografía fue la más parecida al personaje de entre todos los
concursantes. ¿Por qué no ganó? No lo sé (¡Qué bueno que no fui juez!).

– Alejandra Larios: PQ Angels (obra de Naoko Takeuchi). Ella fue
solo su presencia. Su punto en contra fue la serie que escogió (no mucha
gente la conoce).

– Adriana Vázquez: Yura, de Inu Yasha. Buen disfraz, coreografía
aceptable. ¿Lo malo? Creo que lo único malo fue, al igual que la anterior,
la serie escogida.

– José Luis: Trunks, de Dragon Ball Z. Su coreografía fue acorde a
Trunks, pero su disfraz no le ayudó mucho.
– Daniel Chacón: Megaman. Su disfraz muy bueno: En la parte del
disparador tenía una linterna que hizo que el público reaccionara
favorablemente. Además, al igual que Lucero, su actitud en el escenario
fue increíble. El fue el 3er lugar del evento.

– Marisol del Río y Apolinar Valencia: Morrigan y Demitri, de
Darkstalkers. Su coreografía fue llamativa. Disfraces buenos, el de
Morrigan bastante atrevido. De los dos, creo que el que mejor se desempeñó
fue Demitri.

– “Logan” y su equipo: Spider Man y Venom. Entrada de último minuto.
Su coreografía fue innovadora, ya que se deslizó desde un árbol al
escenario para salvar a Mary Jane de las garras de Venom. Sin embargo,
según las reglas, él ya no podía participar debido a que no se inscribió a
tiempo, lo cual hizo que Logan se molestara y tomara una actitud que no
creo que haya sido la correcta. Al final, se decidió que si entraría y
¡hasta ganó 2do lugar! Desde mi punto de vista, esto no debió ser, en
primera por seguir las reglas del concurso, en segunda por su actitud y
tercera porque en mi opinión y en la de muchos más, Hikaru (Angelic Layer)
merecía más el premio. Como sea, esto fue lo que decidieron los jueces y
su fallo es inapelable.

Los premios fueron:
1er lugar: $1000 en vales canjeables por mercancía y el trofeo de la
Kimera (nuevo).
2do. lugar: $500 en vales canjeables por mercancía.
3er. lugar: $300 en vales canjeables por mercancía.

NOTA ACLARATORIA: Estas críticas son hechas de manera constructiva. Yo
respeto y admiro a TODOS los que participan, porque se la presión que es
estar arriba de un escenario, sobre todo con un público como el
caracterísitico de las convenciones (que no bajan de maricón al hombre y
de “tubo tubo” a la mujer). Además, a todos les costó su trabajo hacer el
disfraz y se necesita mucho valor para subirse, más aún para hacer una
coreografía.

Conclusiones:
El evento cumplió. La reacción de la gente sigue siendo dividida, pero se
inclina más al lado que gustó. En lo personal, creo que el evento ha
tratado de innovar más que lo que han sido las últimas Comictlán o
Mangatrón, y tan es así que la gente le ha pedido al organizador que haga
otro evento cada 6 meses, para no tener que estar esperando 1 año para que
llegue la siguiente Kimera. Se nota más el apoyo de grupos y de personas
independientes, acción que se ha cerrado cada vez más en los eventos de
Jorge Hidalgo. Creo que para el siguiente año, quizá el evento tenga que
cambiar de lugar, porque tiende a crecer.

¿Lo que no me gustó? Primero: La falta de material (como en la mayoría de
convenciones). Segundo: Salvo que no me haya dado cuenta, no hubo la sala
prometida con openings, endings y Anime Music Videos. Es cierto que no
hizo falta, porque el ambiente en general fue muy bueno, pero también es
cierto que se había prometido esto a la gente. Tercero: La falta de
interés (o quizá de permiso de los padres, ahora que me pongo a pensarlo)
por la noche disco (que con todo creo que regresará para el siguiente
evento – y esperemos que así sea). Cuarto: La actitud del público en el
concurso de conocimientos. Se hizo el anuncio el sábado por la tarde de
que el evento sería gratuito, se le hizo la publicidad necesaria, la gente
estaba enterada. 7 equipos entraron, solo 2 quedaron, y cuando están en la
fase final y hacían una pregunta, ahora sí todo el público gritaba la
respuesta y estaba impaciente por contestar, cuando esto solo perjudica
tanto a los equipos como al evento en sí. Mi recomendación es que para la
siguiente edición mejor se inscriban, así además de ser ganadores, apoyan
más al evento.
Con el grado de crecimiento que ha tenido Kimera en 3 años, cuando llegue
a los que tiene Comictlán en este momento (6 o 7) si sigue así, la habrá
superado en muchos aspectos. Las ganas se tienen, el apoyo se tiene.
Esperemos que así sea, y que además, esto sirva como incentivo para que se
mejoren las otras convenciones, dando como resultado, además de sana
comptencia, mayor satisfacción a todos los aficionados a este mundo.

Comments

comments